El municipio de Cumaral, Meta, decidió el 4 de junio del 2017, decir No a la exploración, perforación y producción de hidrocarburos en el territorio por medio de una Consulta Popular. Con este resultado, la decisión de la ciudadanía fue preservar las fuentes hídricas y las zonas forestales de la región.

Pero el resultado de la Consulta Popular no ha frenado las intenciones de las multinacionales petroleras de intervenir el territorio. Es por eso que, por más de cinco años, las y los cumaraleños han realizado manifestaciones pacíficas, plantones y reuniones ante cualquier intento de extractivismo en el municipio, reafirmando siempre su decisión de: “Agua sí, petróleo no”.

Cumaral en apuros por nueva amenaza de explotación petrolera en el municipio

Hoy no fue la excepción, este 23 de septiembre desde las 9:00 a.m. las y los habitantes de Cumaral han venido protestando pacíficamente en contra de la socialización de un proyecto petrolero por parte de la compañía Parex, una multinacional canadiense dedicada a la exploración, desarrollo y producción de hidrocarburos en Colombia.

En la entrada del municipio, la comunidad realizó un plantón que impendía el ingreso de la maquinaria petrolera al sector. También se manifestaron en la Casa de la Cultura municipal con carteles, pancartas y barullos rechazando la socialización del proyecto Llanos 94 que pretende entrar al territorio en la zona de Chapero Alto.

“Si permitimos que la maquinaria llegue, los ríos Guacavia, Humea y Guatiquía se contaminarán y eso bajará el cauce del río Meta. Por eso realizamos el impedimento del ingreso vehicular de la empresa, no podemos permitir esos daños.”, afirmó María Cristina Cortes, habitante del municipio.

Además, la comunidad manifestó que las operaciones petroleras causarían daños irreparables al municipio y a sus alrededores. “Hace cuatro años dijimos: nosotros somos un municipio agropecuario, agroindustrial y agroturístico, no somos un municipio petrolero, no queremos industria petrolera acá”, recalcó Augusto Medina, residente del municipio.

Por su parte, Helena Orduz, pobladora de Cumaral espera que se respete la decisión de las y los cumaraleños y exige que se respete la decisión tomada a través de la Consulta Popular realizada en 2017. Asimismo, guarda la espereza de que se logren respetar los derechos de las futuras generaciones para que conozcan un territorio diverso y puedan vivir dignamente.

A esta hora, las y los manifestantes continúan en la zona a la espera de una reunión con los entes competentes para llegar a un acuerdo, teniendo claro que no están dispuestos a ceder en lo que ya se decidió en 2017.

Este medio de comunicación intento comunicarse con Alcaldía de Cumaral y la Secretaría de Ambiente de la Gobernación del Meta para obtener su versión frente al tema, pero no se obtuvo respuesta.