Tras el triunfo del ‘No’ en la consulta popular realizada en el municipio para negar la entrada de empresas extractivistas al territorio, Cumaral ahora se enfrenta a las intenciones de explotación petrolera de Parex, una multinacional canadiense.

El 4 de junio de 2017 se llevó a cabo la Consulta Popular en Cumaral. Esta votación representó un hito histórico que consolidó la soberanía minero energética del territorio, pues el resultado arrojó un rotundo ‘no’ con 7.475 votos frente a 183 votos por el ‘sí’, al preguntar a los y las ciudadanas si estaban de acuerdo o no con la exploración, perforación y producción de hidrocarburos en su municipio.

Le puede interesar: Así celebrarán cuatro años de la consulta popular en Cumaral, día en el que se defendió la soberanía del territorio

Pero la evidente decisión de la ciudadanía cumaraleña no detuvo a las instituciones, así lo denunció el colectivo ambientalista Yo Amo Cumaral, el cual afirmó que esas entidades “volvieron a demostrar que están al servicio de intereses privados y que por más razones técnicas y jurídicas que estén a nuestro favor, siempre recurrirán a actuaciones amañadas y fuera de norma para llevar a cabo sus proyectos”. Tal afirmación está basada en lo sucedido con la sentencia SU-095 del 2018 de la Corte Constitucional, pues en 2016, con otra sentencia, el órgano de justicia había respaldado las consultas populares como mecanismos válidos para que las comunidades decidan sobre la presencia de actividades mineras y petroleras en sus territorios. 

En ese sentido, con la sentencia SU-095 de 2018, la Corte Constitucional se pronunció frente a una acción de tutela interpuesta por la empresa petrolera Mansarovar Energy Ltda, en contra de la sentencia que avaló la consulta popular sobre actividades de hidrocarburos en Cumaral. Frente al tema, la Corte volvió a analizar la legalidad de las consultas populares que se han realizado en varios municipios del país. Es decir, con este fallo, se ordena al Gobierno Nacional que ponga “en práctica un procedimiento que permita la coordinación y concurrencia con las entidades territoriales para la definición y determinación de áreas para la exploración y explotación de hidrocarburos”. Además, le solicita al  Congreso que “defina uno o varios mecanismos de participación ciudadana y uno o varios instrumentos de coordinación y concurrencia “nación-territorio”, entre otras cosas.

Según un análisis de la organización De Justicia, estas órdenes no son nuevas, “pues en múltiples sentencias anteriores la Corte se había pronunciado en ese sentido. Sin embargo, a diferencia de lo que dijo en 2016, al estudiar el caso de la consulta popular sobre minería en Pijao, Quindio, en esta nueva sentencia la Corte resolvió que los municipios no tienen competencia para realizar consultas populares sobre proyectos que modifiquen los usos del suelo”. 

A la fecha, denunció el colectivo ambientalista de Cumaral, el Gobierno no ha tramitado ninguna ley estatutaria en la que se aclaren los espacios de decisión “y por tal motivo los proyectos petroleros y mineros que quieran desarrollarse en cualquier parte del país deben contar con una participación real y efectiva de todos las autoridades locales y comunidad en general”.

Aquí puedes acceder al boletín: Boletin Ambiental_Petroleras en Cumaral

Es así que, denunció Yo Amo Cumaral, sin cumplir la ley, sin acatar la decisión de la corte, actuando por fuera de la norma ambiental, “y sin ningún tipo de respeto por nuestra decisión soberana, las compañías petroleras, auspiciadas por la Agencia Nacional de Hidrocarburos –ANH- , la Agencia Nacional Minera –ANM- y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales- ANLA- pretenden continuar en su empeño de explotar hidrocarburos, minería de metales preciosos e hidroeléctricas”. Cuestión que considera el Colectivo, desconoce que las entidades territoriales tienen poder de decisión sobre las actividades que se desarrollan en su territorio tanto por la actividad extractiva, como por la visión de desarrollo y de uso del territorio que participativamente se propone construir.                 

De hecho, el 3 de septiembre del 2021, el alcalde de Cumaral, Roman Valerio Bernal, emitió un comunicado en el que daba a conocer unos avances de socializaciones sobre explotación de hidrocarburos, en fase exploratoria, con la multinacional petrolera Parex Resources, la cual “se centra en la producción de gas y petróleo convencional, sostenible y rentable”, afirma en su portal web.

Desde entonces, la comunidad cumaraleña que se opone a las nuevas intenciones de exploración y explotación de hidrocarburos, salió a manifestarse pacíficamente.

 “Ahí fue cuando empezaron algunos sectores laborales a presionar, y los movimientos ambientales y sociales a tratar de recolectar información sobre el tema. Pues hasta ahora, todo se ha manejado a escondidas y con poca transparencia”, comentó Fabián Fuentes Cortés, ambientalista e integrante del Comité Ambiental de Cumaral a El Cuarto Mosquetero.

Cabe recalcar que el 25 de septiembre se llevó a cabo un foro sobre los bloques mineros (extracción de oro en la zona alta de los ríos Guacavia en Cumaral, Meta y Gazamumo en Medina, Cundinamarca). Además, se puso sobre la mesa el tema de los bloques petroleros en la región.

Las movilizaciones pacíficas se realizaron inicialmente en la vereda Montebello (mayormente conocida como Rancherías) de Cumaral, lugar donde se está construyendo la plataforma de Parex Resources. “Luego de los 15 días de plantón, se había llegado a unos acuerdos que luego se incumplieron”, comentó a este medio Jerson López, presidente del Concejo Municipal de Cumaral.

Es por eso que, este lunes 4 de octubre se realizó un cierre vehicular intermitente desde las 7:00 a.m. hasta las 2:00 p.m., sobre la vía nacional que comunica a Cumaral con Paratebueno, específicamente sobre el sector de La Virgen. Al día siguiente, se llevó a cabo un encuentro con representantes de la multinacional petrolera. “Se llega a un acuerdo de levantar el bloqueo, siempre y cuando se haga una reunión posterior con Parex, pero con las personas que tienen el poder de decisión”, afirmó el Concejal.

Al respecto, Fuentes comentó: “Ya están cansados de hablar siempre con el área de gestión social, que en últimas nunca tramita las quejas o inconformismos, sino que por el contrario adecua las actas y demás trámites a conveniencia de la empresa. Por ejemplo, en la página de Facebook, la reunión de ayer la publicitan como concurrencia y coordinación, cuando era apenas una primera reunión para expresar las inconformidades, pero al ver que el área que enviaron eran los de social, la gente se levantó”.

En esta transmisión en vivo realizada por la Alcaldía de Cumaral, los voceros de las y los manifestantes entablan diálogo con trabajadores del área social de Parex y delegados de instituciones como la Alcaldía Municipal, la Personería, la Secretaría de Minas y Energía del Meta. La conversación finaliza en el minuto 18:22, cuando deciden levantarse de la mesa, no sin antes solicitar a la multinacional petrolera que sea el presidente quien haga presencia en las reuniones de concertación.

“La multinacional no puede realizar trabajos petroleros en el municipio de Cumaral hasta que se cumpla el principio de coordinación y concurrencia que dejó el fallo de la SU-095 del 2018”, aclaró López. Recordemos que, dentro de esta sentencia se exhorta al congreso para crear una ley con uno o varios mecanismos de participación, donde el orden nacional junto a las comunidades y entidades territoriales en coordinación y concurrencia pudieran definir la base de proyectos como los que pretende desarrollar Parex Resources.

A la fecha, el Congreso no ha hecho la ley, por lo que la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y las multinacionales, “se inventaron un mecanismo que funciona mediante una reunión con el alcalde (…) y algunas entidades”, aseguró López. Allí las y los presentes firman un acta de coordinación y concurrencia para dar paso a la explotación petrolera, dejando de lado la participación de las comunidades, según el Concejal.

En medio de todo, el diálogo con la institucionalidad ha sido difícil, sobre todo porque, según Fabián, no existen publicaciones de actas de las reuniones o encuentros entre la operadora y el Alcalde. “Por ahora se adelantan acciones judiciales en las que se exige que se cumpla con la normativa ambiental y con lo definido por la Corte Constitucional. Se están convocando nuevas reuniones y movilizando varios sectores que aún no están enterados de lo que se piensa hacer”.

La mayoría de la comunidad cumaraleña de la mano del movimiento ambiental, anhela un sistema económico en el que no se dependa enteramente de una industria que busca satisfacer sus propios intereses sin importar los pasivos ambientales, porque según Fabián Parex Resources pretende realizar alrededor de 30 pozos petroleros en menos de cuatro kilómetros y que estarán ubicados en la zona donde se unen tres ríos: Guatiquía, Guacavía y Humea. Incluso, también resultaría afectado el río Metica.

Además, en una economía petrolera, tampoco se cumplen “ni respetan los derechos de los trabajadores y comunidades, y actúan con el mínimo control y vigilancia por parte de las autoridades”, reza el comunicado de Yo Amo Cumaral.

Un ejemplo de las consecuencias que puede dejar la economía extractivista, es el de la zona oriental del municipio, en las veredas de Montebello, Veracruz y El Caribe, donde están adelantando actividades de exploración perforatoria, sin contratar mano de obra de la región, ni a las empresas locales. “Demostrando una vez más, que no les interesa las necesidades de los habitantes de Cumaral”, concluye el documento del colectivo ambiental.

Fabián Fuentes estuvo en nuestro programa radial 60 Minutos de El Cuarto Mosquetero.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.