Cali se ha convertido en el corazón de las protestas y bloqueos de vías en Colombia. Desde el pasado 28 de abril, cuando empezó el Paro Nacional la ciudadanía se ha mantenido resistiendo con ahínco, pero a costa de jóvenes afectados por la represión policial. Aunque las víctimas de este flagelo durante las movilizaciones sociales se han extendido en todo el país, es la capital del Valle del Cauca la que más muertos ha dejado en la lucha popular.  

En el día suele mantenerse una tensa calma pero en la noche el panorama se torna oscuro cuando llegan los ataques por parte de la Fuerza Pública a las y los manifestantes. Uno de estos episodios se presentó anoche. Según la Organización estudiantil y juvenil de la Universidad del Valle, la Policía disparó contra la misión médica en Chimangos, Paso del Aguante, dejando más de 20 heridos con arma de fuego y dos manifestantes asesinados.

Una de las víctimas mortales fue Cristian Sánchez, un joven que había salido a protestar pidiendo oportunidades laborales, pues se desempeñaba como trabajador informal. 

La concejala de Cali, Ana Erazo Ruiz, se pronunció ante este hecho en sus redes sociales expresando: “Cristian estudió con mi hermana y anoche un fusil silenció su vida. Era un hijo del barrio, un pelado trabajador informal, como miles de los pelados y peladas del barrio que no tuvieron otra oportunidad”. Asimismo se cuestionó cómo sería la vida del hoy fallecido si hubiera tenido mejores oportunidades. 

El otro joven asesinado presuntamente por la Fuerza Pública en ese sector fue Jaime Rosas, quien se encontraba estudiando una ingeniería en la Universidad del Valle. 

Recordemos que, el pasado jueves el presidente Iván Duque, expresó durante el acto de clausura del 14 Congreso Internacional FIAP-Asofondos que “los bloqueos no son un tema de negociación, no son un tema de trueque ni mucho menos de transacción. Tienen que ser rechazados por todos” y que, por eso la violencia debe enfrentarse con “la ley del orden” y con respaldo a la Fuerza Pública. Además, el mandatario había ordenado desplegar cerca de 7.000 militares en todo Valle del Cauca.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.