El decreto que marca el camino de la política pública de drogas en Colombia

La decisión que el Gobierno Nacional emitió tiene como objetivo eliminar las multas para quien porte la dosis personal.

El 07 de diciembre fue emitido el Decreto 2114 de 2023 con el cual quedó derogado el Decreto 1844 de 2018. Esta decisión que quedó revocada hacía referencia a las facultades de la Policía Nacional para incautar y sancionar con multas a las personas que portaran dosis mínimas de droga para su consumo.   

En su momento, el Decreto 1844 firmado por el presidente Iván Duque, reglamentó en Código Nacional de Policía y Convivencia lo referente a la prohibición del porte de sustancias. Allí se estableció que la autoridad al advertir una posible infracción podía aplicar el procedimiento fijado en el proceso verbal. 

Al ser excedidas las cantidades establecidas como dosis personal, la persona era judicializada conforme a la ley vigente. Es decir, que una vez surtido el proceso de descargos y de ser hallada culpable de infringir el Código de Policía, se imponían las sanciones, multas o medidas correctivas. 

La decisión a la luz de la Política Nacional de Drogas

El mencionado decreto expone que no se criminalizará ni aplicarán medidas correctivas por porte y consumo de la dosis personal, con lo cual el o la consumidora puede movilizarse portando las cantidades establecidas como dosis mínima. A través de redes sociales, el presidente Gustavo Petro expresó “esa guerra contra la juventud ha terminado. La policía debe lograr acabar las desconfianzas barriales con la juventud y centrarse en lo que la ley prohíbe”. 

Le puede interesar:

ABC de la Política Nacional de Drogas en Colombia

Este nuevo enfoque llevará a que las labores de la Policía Nacional estén orientadas en la persecución de los eslabones fuertes en la cadena del narcotráfico. En ese sentido como lo expresó el presidente se irá tras las ollas de microtráfico, traficantes y líderes de este negocio ilícito. 

El Decreto 2114 de 2023 marca el camino de la Política Nacional de Drogas del Gobierno del Cambio, esta hoja de ruta estará vigente entre el 2023 y el 2033. La normativa planteada en los pilares Oxígeno y Asfixia, tiene como objetivo que las medidas punitivas afecten de forma contundente a los eslabones más fuertes y aquellos que tienen mayores réditos con el narcotráfico. 

Así las cosas, la normativa establece que los operativos terrestres, marítimos, aéreos y fluviales, así como labores de la Fuerza Pública estarán centradas en lograr resultados que terminen en afectaciones a actores estratégicos y de alto valor del narcotráfico. 

El consumo de drogas como quedó señalado en la Política de Drogas tendrá un nuevo enfoque, esta vez se centrará en la implementación de medidas y planes integrales para tratar el tema como un asunto de salud pública donde se hagan actividades de prevención. 

En el enfoque dado por el gobierno de Gustavo Petro a la Política de Drogas, se expone que se debe dar garantías en las zonas rurales donde hay presencia de cultivos de uso ilícito, para que haya una reconversión productiva, condiciones de paz y seguridad alimentaria para la eliminación de la dependencia a estar economías.

Los alcances del decreto

El ministro de Justicia, Néstor Osuna indicó que el Decreto 1844 sólo derogó las sanciones administrativas por el porte de la dosis personal en Colombia. En declaraciones públicas explicó “el decreto no elimina la prohibición de comercio, ni tráfico, de microtráfico, ni ningún comercio de drogas. Eso sigue severamente prohibido por la ley colombiana”. 

La decisión está amparada en la Sentencia C-221 de 1994 de la Corte Constitucional que declaró que el porte de la dosis personal no se puede sancionar pero que se pueden regular las circunstancias de lugar y edad para su consumo, sin vulnerar los derechos de igualdad y libertad. 

Bajo este nuevo enfoque, los concejos municipales y las asambleas serán los que definan en qué lugares o áreas del espacio público estará permitido el consumo de la dosis personal. 

Las posturas del Gobierno Nacional frente al consumo de drogas en el país buscan tratar el tema con métodos y herramientas de salud pública, dejando de lado las multas y medidas policivas de los gobiernos anteriores. El objetivo tanto del decreto como de la Política de Drogas es no criminalizar a las personas que son consumidoras y enfocar la persecución a las cabezas del negocio del narcotráfico. 

El gobierno de Gustavo Petro ha señalado que es necesario orientar la capacidad del Estado y sus instituciones, para lograr acciones efectivas que ayuden a contrarrestar la oferta de sustancias psicoactivas en el país, sin dejar de lado que se trata de un fenómeno transnacional. 

En respuesta a la medida sancionada por el Gobierno Nacional, el Partido Conservador radicó un proyecto de ley en el Congreso con el cual buscan regular el porte y consumo de la dosis mínima. En otras palabras quieren revivir el decreto derogado por Gustavo Petro. 

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta