Con acto simbólico, jóvenes de Medellín protestaron contra la masacre de líderes sociales

#NosEstánMatandoEnCuarentena, fue el hastag usado en twitter para acompañar el acto simbólico realizado por un grupo de jóvenes activistas en el parque de Las Luces, frente Alcaldía de Medellín, motivados por una preocupación en común: Exigir la protección de la vida de defensores/as de derechos humanos y de las y los excombatientes, pues ni siquiera la pandemia del Covid-19 ha detenido su masacre, y por el contrario, el confinamiento ha representado un riesgo para estas personas.

A hoy, 20 de mayo ya se habla de alrededor de 100 líderes y lideresas asesinados en lo corrido del 2020, por lo que este tipo de actos y mucho más en tiempos de cuarentena, son sumamente importantes para reflexionar en torno a esta problemática a la que las autoridades parecen no darle la suficiente trascedencia.

De hecho, desde El Cuarto Mosquetero ya se había profundizado sobre esta problemática mediante un artículo que recopiló algunas de las muertes de los líderes y lideresas sociales desde que inició la cuarentena y la poca atención y garantías que el Gobierno Nacional está prestando para detener estos asesinatos. Puede leer la noticia aquí: https://cutt.ly/uyWSTLz

Más de 600 personas entre líderes sociales y excombatientes han sido asesinadas desde que se firmaron los acuerdos de paz con las extintas FARC-EP en 2016. La llegada de la pandemia del coronavirus y posterior confinamiento obligatorio, supuso para el país, una pausa, o más bien un alivio frente a la masacre perpetrada a estas personas que defendían, entre muchas otras cosas, la vida y el medio ambiente.

Sin embargo, el aislamiento no significó un impedimento para continuar derramando sangre, pues ya van más de 28 líderes y lideresas fallecidos/as desde que empezó la cuarentena en Colombia, el pasado 25 de marzo. Según la Defensoría del Pueblo, estos homicidios aumentaron un 35 por ciento en el primer trimestre del año, a pesar de que el país se ha mantenido en aislamiento obligatorio durante los últimos meses.

Es por eso que en Medellín, miembros de los colectivos No Matarás, El Derecho a No Obedecer, Aquinoticias y Generación Paz representó a través de un acto simbólico, a los líderes asesinados yaciendo sobre el suelo, cubiertos con sábanas blancas buscando ser escuchados, elevando las voces de los que fueron acallados, para que los líderes y las lideresas no sigan aportando números a esa lista fúnebre que hoy sumerge al país en dolor y frustración, aún en medio del aislamiento social obligatorio.

El acto se llevó a cabo siguiendo todas las medidas de seguridad requeridas para evitar contagios por la pandemia del Covid-19.

David Perez Arias, coordinador de No Matarás, comentó a este medio que la acción simbólica realizada, es una de las estrategias que usaron, pero que los jóvenes activistas esperan implementar otras que les permitan mantener la conversación sobre el respeto y la defensa de la vida las y los líderes.

Archivo suministrado

“Acudimos precisamente a las acciones simbólicas como una manera de romper la cotidianidad de la gente, de comunicar un mensaje de una manera distinta” afirmó Pérez, quien aclaró también que a partir de estas estrategias, se busca plantear conversaciones que conlleven a acciones completas en virtud de la protección de las y los líderes sociales así como también de las y los excombatientes en el país.

Por el momento, el joven aseguró que se seguirán realizando este tipo de manifestaciones, con el fin de que la pandemia no ponga en vilo la atención que el Gobierno Nacional debe poner en esta problemática, que se suma a los tantos episodios que ha tenido Colombia en su historial de guerra y conflicto armado.

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.