Angie Katherine Rodríguez, es una joven cantautora nacida en Vista Hermosa – Meta, quien hace música popular, cumbia, romántica y una combinación de varios géneros, pero siempre conservando su estilo propio, la cual ha tenido que sortear una serie de problemas propios de los habitantes de las zonas rurales quienes sufrieron directamente los impactos del conflicto armado.

Ella es la voz principal de la banda Indeleble, la cual nombra constantemente durante esta entrevista porque considera que aunque es importante que los metenses conozcan a “Angie Rodriguez” también reconozcan el talento de los músicos que la acompañan en la trompeta, trombón, saxofón, bajo, batería, congas y piano; todos ellos de Granada y Villavicencio.

Los sueños de esta joven de ser música nacieron a temprana edad “he vivido y respirado por la música, aproximadamente desde los 8 años empecé a componer” nos relata, mientras rememora que ya perdió la cuenta de cuántas canciones ha escrito, probablemente más de 120 en diferentes géneros, y aunque inició con la música pop, ahora su género principal es la música popular y hasta también ha interpretado música llanera.

Suele escribir sobre amor, despecho, homenajes a su mamá y a Dios, pero también sobre una tragedia que se cernió sobre su familia. Sus hermanos cayeron en una mina antipersona, tuvieron que dejar su hogar siendo muy jóvenes, por ende vinieron problemas de escases económica y el hecho de tener que estar constantemente en Villavicencio (sus padres espacialmente) para acompañar el proceso de recuperación de ellos, mientras que ella estuvo viviendo en Fuente de Oro, escribiendo sobre ello. Por esta razón tomó la decisión de empezar a participar en campañas con oficinas promotoras de paz de las institucionalidades, compartiendo con víctimas de las minas antipersonas, con la comunidad desplazada y construyendo un mensaje de esperanza a través de la música.

Actualmente está incluyendo en sus composiciones el tema de género, por ejemplo en su sencillo “No es una mala mujer, dedicado a las mujeres trabajadoras, luchadoras, para cambiarles el chip tanto a hombres como a mujeres para que acepten que cada persona tiene derecho a decidir sobre su cuerpo” explica que considera se debe respetar tanto la elección de las que se realizan intervenciones quirúrgicas, o de quienes deciden romper los esquemas de la estética, pues lo más importante es que cada una de ellas sea feliz con su estilo de vida y también alimenten sus espíritu y conocimientos.

Angie considera que el sueño de cantar nunca va a morir en ella, por esto está trabajando bastante duro en lograr lo que desea de la mano de su manager Julián Londoño, músico, docente de artes en la institución educativa Isaac Tacha y quien siempre la anima a seguir avanzando. Sueña en grande y por esto se ve “como una cantautora que sea tan recordada como Juan Gabriel, frank Sinatra a los que les inmortalizaron sus letras” pero siempre trabajando en procesos de transformación social ya que al haber vivido en carne propia los desmanes del conflicto, sabe también cómo es vivir en la pobreza y en la desesperanza, lo que no desea que tenga que seguir atravesando ningún(a) menor.

*Texto escrito para la primer página web el 20 de Septiembre de 2017.

Comunicadora Social y Periodista. Especialista en Políticas Públicas para la Igualdad en América Latina. Fundadora del colectivo y medio de comunicación alternativo El Cuarto Mosquetero. Desde la comunicación trabaja los temas de género, paz y ambiente.