El Cauca ha sido a lo largo de su historia, un escenario de disputa por el control territorial. A pesar del Acuerdo de Paz firmado en 2016, la ausencia del Estado ha permitido el resurgimiento y consolidación de grupos armados ilegales, situación que ha desencadenado una ola de violencia sin precedentes desde el año pasado y que en lo que va del 2021, no cesa. 

Según las autoridades, el pasado 4 de abril del 2021, cuatro personas fueron masacradas en la vereda Cascabel del corregimiento de Mondomo, perteneciente al municipio de Santander de Quilichao en el departamento del Cauca.  El hecho sucedió hacia las 7:30 de la noche cuando cinco personas estaban reunidas en una zona rural y fueron sorprendidas por tres hombres armados que arribaron al lugar y dispararon contra ellos. En el sitio murieron tres de las víctimas cuyos cadáveres quedaron sobre los pasillos de la casa finca. La cuarta persona falleció en un centro asistencial. 

 

Una de las víctimas era Alirio Gaviria, de 47 años. Los motivos de los hechos y la identidad de los otros tres fallecidos aún están siendo investigados. Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en este territorio operan estructuras armadas ilegales como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), grupos disidentes de las FARC, el Clan del Golfo, financiadores de carteles mexicanos, entre otros. 

Con esta, serían 26 las masacres registradas en el país durante este año y 95 las personas que han muerto en medio de este flagelo.

(Lea también: Denuncian contaminación a fuentes hídricas y daños al ecosistema por posible inicio de obra en la Vereda Miramar)

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.