Iván Andrés Orrego Torres es el menor de 17 años que, al parecer, el Ejército Nacional pretendía hacer pasar como falso positivo. Aseguran que el joven hace parte de la comunidad campesina y se dedica al ordeño.  

A través de un comunicado, el Ejército Nacional informó el pasado 5 de abril, que dos hombres del anillo de seguridad de alias ‘Negro Pipe’, cabecilla de la subcomisión encargada del recaudo de recursos económicos de manera ilegal de las disidencias de las Farc, habían sido neutralizados. Uno de ellos es conocido como alias ‘Costeño’.

Según el comunicado, alias ‘Costeño’, quien murió en el combate, estaba junto a alias ‘Yiyo’, quien en medio de los enfrentamientos fue herido y posteriormente trasladado al Hospital Departamental de Villavicencio. Las autoridades no dieron información sobre sus nombres y edades, pero a través de un informe de la Coporación Claretiana Normán Pérez Bello, se conoció que, al parecer, ‘Yiyo’ es en realidad un joven campesino de 17 años llamado Iván Andrés Orrego Torres. Este caso podría tratarse de un falso positivo. 

(Lea también: Quinta masacre del año en el Cauca, cuatro personas fueron asesinadas en Santander de Quilichao)

El 7 de abril del 2021, miembros de la comunidad de la vereda Puerto Cachicamo, al sur del Meta, manifestaron al Espacio Humanitario Campesino del Guayabero que el pasado 4 de abril, sobre las 3:00 p.m., Iván Andrés, fue gravemente herido por tropas de la Fuerza de Tarea Conjunta OMEGA (FUTCO). “Iván Andrés salió de aquí, de Cachicamo, porque se iba a trabajar. En el camino unas personas le pidieron el favor que les hiciera un expreso, él aceptó hacer el expreso, él iba manejando la moto, cuando es impactado por al parecer tres tiros de fusil, como comunidad manifestamos que nunca se presentó ningún enfrentamiento en la vereda Miraflores”.

Habitantes de la zona también afirmaron que a los jóvenes, “simplemente los miraron y les descargaron bala, no fue ningún enfrentamiento como lo dice la Fuerza Pública”. Además aseguraron que Iván Andrés no llevaba ningún arma, “ni siquiera un cuchillo o un cortauñas”. Dieron fe de que él hace parte de la comunidad y no está relacionado con el conflicto.

Ludy Torres, la madre del joven aseguró que su hijo no pertenece a ningún grupo armado y que lo sucedido en este caso, se trataría de un falso positivo. “Él mantenía era trabajando ordeñando… El domingo se fue a apartar allá, después de mediodía. Yo me preocupé porque no llegaba, 6:30, 7:00 de la noche y no llegaba. Cuando la noticia fue que mi hijo que estaba por allá que baleado, que lo tenían en el hospital”, relató a Blu Radio. 

También comentó que son una familia de escasos recursos y que debido a esta situación tuvo que pedir dinero prestado para poder desplazarse a Villavicencio y estar pendiente de la salud de su hijo quien se encuentra muy grave pese a que le han hecho operaciones en el estómago y en el hígado, órganos le quedaron destrozados en medio del combate.

Por último, la mujer señaló que su hijo el año pasado estaba cursando sexto grado, pero no pudo continuar con su estudio debido a la pandemia y que las y los docentes se fueron de la zona. Actualmente, Iván Andrés se encuentra en recuperación. Ludy exigió justicia en este caso. 

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.