Desde hace más de 30 días, Hernando Silva y Fabio Díaz, dirigentes de la Unión Sindical Obrera, Subdirectiva Única del Oleoducto, se encuentran encadenados en el denominado ‘Machín de la Resistencia’, frente al edificio de Ecopetrol en la capital del país. Su acto de protesta surge como oposición al Decreto 811 del 2020, que da vía libre a que 105 empresas en las que el Estado tiene participación accionaria sean vendidas. 

Entre esas 105 empresas de carácter público que podrían ser vendidas, están Ecopetrol y su filial, CENIT, que son sumamente rentables para el país. La situación ha generado indignación y descontento entre las y los colombianos. Muchos de ellos se unieron a la Twitteraton que se llevó a cabo el pasado jueves, 30 de junio con el hashtag #NoEstáEnVentaMiPaís. 

En la ‘Puerta del Llano’, también se ha visto el apoyo por parte de la USO, subdirectiva Meta. Rafael Rincón, su presidente, se pronunció señalando que “lo más preocupante hoy, es que van a vender a CENIT, (…) 4.3 billones le aporta CENIT a Ecopetrol, y la quieren vender, y nadie dice nada» y concluyó aseverando que “Ecopetrol no se vende, Ecopetrol se defiende”. 

Por su parte, Darío Faustino Cárdenas, secretario de Asuntos Colectivos de la USO, subdirectiva Meta, le comentó a El Cuarto Mosquetero que CENIT le aporta el 30% de utilidades al país, por lo que “Vender Ecopetrol, es vender la caja menor de Colombia. Aunque no somos un país petrolero, dependemos en gran parte de Ecopetrol, de allí sale plata para la educación, para la salud y para vivienda” mencionó.

El dirigente advirtió que con la venta de Ecopetrol, se terminaría la soberanía minero energética del país, pasando a depender de otras naciones para obtener este insumo. También se perderían más de 10 mil empleos directos con el Estado, las y los afectados perderían los derechos adquiridos que la USO, desde que ayudó a fundar la empresa petrolera, ha venido obteniendo mediante luchas y resistencias. 

Tema relacionado: El pernicioso decreto que busca privatizar las empresas públicas del país en cuarentena

Además, Cárdenas argumentó que de venderse Ecopetrol, se estaría dando incumplimiento a la Convención Colectiva. Se trata de un acuerdo firmado el 1 de julio del 2018, entre la USO y la empresa, que tendría vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022. 

Esta Convención Colectiva, logró beneficios nunca antes vistos, pues además de garantizar amparos para los trabajadores directos, también lo hizo para los tercerizados y directivos -que en realidad son técnicos y supervisores-. “Son 175 artículos en los que abrigan al 100% de los trabajadores, al acabar Ecopetrol, se acaba la convención”, afirmó el dirigente. 

Y añadió “A nosotros los trabajadores y contratistas, nos benefician alrededor de 15 artículos de la Convención y también se perderían con la venta de CENIT.” 

Los trabajadores tercerizados o contratistas, son quienes trabajan en filiales de Ecopetrol sin pertenecer a su nómina de planta. Para ellos, se había pactado crear una comisión que homologara sus cargos, con base en el acuerdo de salarios para los trabajadores directos firmado en el 2017 entre la USO y Ecopetrol. 

Asimismo, para estos estos trabajadores se había logrado que sus salarios y condiciones laborales no desmejoren durante la vigencia de la convención. 

Pero el impacto no estaría solo entre los trabajadores de Ecopetrol. Según Darío, los colombianos en general, tendrían que cubrir el hueco fiscal que dejaría la venta de la empresa, con una Reforma Tributaria, que de hecho, ya se ha venido gestando durante el Gobierno actual. 

Entre tanto, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, se sumó a la causa de la USO rechazando lo contemplado en el Decreto 811 del 2020. “Nosotros rechazamos la intención de privatizar estos activos importantes del país, de privatizar estos activos importantes de Ecopetrol, esto es un elemento en el que ratificamos nuestra posición en defensa de la soberanía nacional”, afirmó el mandatario. 

El Alcalde #villavicencio #FelipeHarman rechaza la intencion de venta de #Ecopetrol y su filial de oleductos #Cenit, junto a la liquidación de la planta de #Bionergy, que son patrimonios estratégicos de la nación, igualmente le solicita a la estatal petrolera y al gobierno nacional acciones solidarias en favor de los trabajadores de empresas contratistas del sector de hidrocarburos.Respaldando a la #USOMeta y a las justas obrero-populares. Seguimos sumando apoyos.#Unión #Sindical #Obrera #USO #Somos #SinLuchasNoHayVictorias

Gepostet von USO Subdirectiva Meta am Dienstag, 28. Juli 2020

Aunque son muchos quienes se oponen a los permisos que otorga el Decreto 811 del 2020, al parecer, el Gobierno Nacional ha mostrado intenciones de mantenerse firme con la venta Ecopetrol, CENIT, y 103 empresas estatales más, pues la Mesa de Negociación que se había establecido entre la USO y Ecopetrol, fue suspendida. 

Según un comunicado emitido por la USO SUO, el pasado 30 de julio, la Comisión de Negociadores del sindicato, luego de haber realizado una valoración del estado de estancamiento de los diálogos, “en donde, ante la amenaza que se cierne sobre Ecopetrol y Cenit por el Decreto 811 de junio pasado, en consideración del siguiente interrogante: ¿Realmente tiene sentido lograr un acuerdo, si se terminará vendiendo Cenit?”, se cuestionó el comunicado.

Ante la pregunta, la USO ha decidido suspender las negociaciones de manera indefinida, hasta que se derogue el Decreto 811 del 2020, pues “con un letrero de «Se Vende» en todas las instalaciones, es imposible llegar a acuerdo alguno”, se afirmó en el escrito. 

Dada la situación, el sindicato solicitó que se firme un acta de compromiso entre en la que se acuerde, entre otras cosas: “Convocar un evento referente al futuro de Ecopetrol y Cenit, suspensión de la Mesa de Negociaciones hasta tanto se derogue el Decreto 811, establecer la normalidad laboral con aseguramiento de operación directa con personal de Ecopetrol, revisión conjunta de aspectos relacionados con el covid – 19, garantías de NO represalias contra el personal que ha vendido participando de esta jornada dejando sin efectos las acciones emprendidas, así como la no continuidad de nuevas acciones disciplinarias o sancionatorias y por último, que se garantice el libre ejercicio de la actividad sindical, permitiendo el ingreso de los dirigentes sindicales, como se venía haciendo antes de la declaratoria de emergencia por parte del Gobierno Nacional».

Finalmente, la USO SUO se mantendrá en anormalidad laboral en el área de transporte y en pie de lucha por defensa de las empreas públicas, entre ellas ECOPETROL.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.