María Ilse Hernández es una ciudadana de 72 años de Villavicencio, que se caracterizaba por vender las mejores rellenas en la plaza de Llanobastos y San Isidro de manera informal. Acostumbraba a levantarse antes de las 6:00 a.m a preparar todos sus utensilios para su día de trabajo.

El pasado 07 agosto, sufrió un derrame cerebral que le afectó la movilidad motriz de todo su cuerpo y la facultad de habla. “Ella no se puede moverse por sí sola, tampoco se puede expresar mucho, no se le entiende en ocasiones lo que dice o quiere”, afirmó Sigifredo Hernández, su esposo.

Hernández y su familia necesitan la ayuda de las y los villavicenses para poderle brindar una mejor calidad de vida a María, pues requieren con urgencia una silla de ruedas que le permita el traslado con más dignidad, “es difícil sacarla de la casa porque no tenemos sillas de ruedas, para llevarla a bañar, alistarla o darle comida es complicado, solo tenemos una mecedora la cual se mueve y se desliza mucho”, mencionó Hernández.

Las personas que deseen apoyar esta causa solidaria con alguna donación o una silla de ruedas, se pueden comunicar al número 313 2825088 o visitar su vivienda en el barrio El Embudo a la orilla del caño Maizaro.