Entre el grisáceo de la ciudad y el concepto de cultura del alcalde Alexander Baquero

El alcalde Alexander Baquero ha venido posicionando una narrativa de la “llaneridad” como expresión de quienes habitan Villavicencio, promoviendo agendas y acciones en torno a visibilizar lo que para la alcaldía “Villavicencio Somos Todos” comprenden como cultura. Entre las posturas y acciones que ha realizado en los tres meses que lleva como administrador, se han destacado los festivales y ferias que giran alrededor de la música llanera y la “recuperación” de los “nuevos valores del Folclor LLanero” que viene anunciando para el desarrollo de lo que será la agenda del aniversario número 184 de la ciudad.

En el marco de esa conmemoración que se dará el próximo 06 de abril, se consolidará el anuncio realizado por Baquero en su posesión como alcalde, en el cual afirmó que: “defenderemos con ahínco las expresiones que representan la llaneridad, muy especialmente la del caballo como complemento de nuestra propia persona”, avizorando así el regreso de las cabalgatas en las festividades de la puerta al Llano, “vuelven las cabalgatas y Villavo se vestirá de fiesta”. De esta manera cumple con esa promesa  que en su momento entusiasmó a los y las asistentes del evento e indignó a una parte de la población que tiene como postura el no naturalizar el maltrato animal en nombre de la cultura.

Te invitamos a leer el análisis del discurso de posesión del alcalde Alexander Baquero:https://elcuartomosquetero.com/el-alcalde-de-villavicencio-mas-alla-del-discurso/

En ese proceso de posicionar su narrativa y visión de ciudad, adelanta jornadas de embellecimiento, las cuales consisten en hacer limpieza en el espacio público, y plasmar en las paredes su sello conservador que lo ha caracterizado. Para esto último, ha recurrido por utilizar colores grises y azules, dejando atrás los aportes del arte urbano del graffiti que venía plasmando una propuesta visual, la cual representaba a una parte de la población que ha contribuido ampliamente a que el concepto de cultura no se quede en la construcción social del imaginario colectivo de lo que es habitar un territorio como Villavicencio y el Llano.

Ante lo anterior y pese a que en diferentes declaraciones públicas Baquero ha posicionado un mensaje de amplitud con quienes piensan diferente, manifestado la necesidad de tumbar “la exclusión como estrategia política”, sigue predominando la vinculación de sus creencias ideológicas y religiosas por encima de otras formas de expresión social que no se siente identificadas con la profundización de su concepto de familia nuclear, el maltrato animal como expresión de lo que es la “llaneridad” y el grisáceo color que va dejando cada jornada de “embellecimiento”.

Sin duda, los movimientos sociales en Villavicencio han sido fundamentales en la búsqueda de soluciones a las desigualdades que persisten desde distintas narrativas para comunicar las necesidades, exigencias y posturas políticas sobre habitar el territorio.

Es por eso importante la reflexión en torno al concepto de cultura, de si realmente el uso de animales para el entretenimiento en festivales representa el ser “llanero o llanera”, o si al desconocer el arte urbano se está generando una exclusión de otras expresiones sociales y comunitarias en torno a consolidar nuevos paradigmas que salgan del modelo predominante de cómo se debe habitar el espacio público, también, si la administración que afirma que “Villavicencio Somos Todos”, está representando y garantizando el derecho a habitar la ciudad al grueso de la población.

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta