Cuando tantos ignorantes confunden izquierda con marxismo; obstinados en ignorar las vertientes de la izquierda y que ésta es una actitud ante la sociedad, vale la pena resaltar a conservadores que fueron indudablemente hombres de izquierda democrática, así ellos no lo dijeran, pero por sus compromisos pueden ubicarse a la izquierda del espectro político de sus momentos.

El primer presidente en romper con el “statu quo” fue el general Rafael Reyes; no dudó en reunirse con los jefes revolucionarios Rafael Uribe Uribe y Benjamín Herrera, buscando la reincorporación del Partido Liberal a la vida democrática del país; el disgusto y la oposición de los conservadores lo obligó a asumir la dictadura para convocar la Asamblea Constituyente, primera que reformó la Constitución de 1886 abriendo la participación política. El partido liberal no volvió a las armas desde entonces.

Otro conservador de izquierda es Álvaro Leyva, de estirpe laureanista, se ha dedicado a buscar la paz y a defender los Derechos Humanos; tiende puentes para buscar la reincorporación de los alzados en armas; es respetado por todos los sectores progresistas. Sería fórmula ideal para acompañar una candidatura alternativa a la presidencia en el 2022. Es un hombre que leen todos los intelectuales del país.

Belisario Betancur. Sus esfuerzos por alcanzar la paz, aunque los enemigos agazapados de la misma, incrustados en los viejos mandos militares frustraron el esfuerzo de la misma, exterminando a la Unión Patriota, fruto de ese proceso y que habría recogido a las FARC. Esos mismos sectores habrían de exterminar al Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán. Algún senador del MRL, llegó a afirmar que Belisario era el Lenin del partido conservador.

Injustamente olvidado, Alfredo Vásquez Carrizosa, hijo del general Vásquez Cobo, ex canciller de la República: Impulsó el Comité de Defensa de los Derechos Humanos. Internacionalmente impulsó el Grupo de los “Países No Alineados” al lado nada menos de hombres como el mariscal Joseph Tito, presidente de la entonces Yugoeslavia y de Nasser presidente de Egipto, le enrostraba a Estados Unidos que no podían ser los dueños de América Latina en plena Guerra Fría.

Fui compañero en el Concejo de Villavicencio de Juan Manuel Caballero, conservador que sus posturas sociales, así le duela a algunos goditos, fue un hombre de izquierda; sabía de marxismo sin profesarlo; disertaba sobre Mao, con erudición; se enfrentó a la corrupción. Fue el conservador más inteligente y preparado del Meta. En el Concejo deliberante de entonces coincidía con los sectores de vanguardia. Recuerdo cuando nos persuadió, de dejar los auxilios (que entonces existían, para la construcción del acueducto de Ciudad Porfía) la mayoría acogimos su sugerencia. Participamos en un evento (inauguración del parque Carlos Marx) disertó; los conservadores que todavía existían en el Meta aún no se habían extinguido, pedían un Tribunal del Santo Oficio para inmolarlo por hereje. Como dice el mexicano Jorge Castañeda. “Izquierda significa cosas diferentes para personas diferentes”.