Romero reafirmó sus posturas en contra de la Reforma Tributaria y del uso del glifosato para erradicar cultivos de uso ilícito. 

Para marzo del 2022, Camilo Romero tiene intenciones de presentar su nombre desde el partido Alianza Verde dentro de la consulta interpartidista de los sectores políticos de centro izquierda con el fin de figurar como candidato a la Presidencia de la República. Por eso, este 23 de abril visitó la capital del Meta. Romero fue gobernador de Nariño entre el 2015 y 2019 y antes de eso se posesionó como senador por el Polo Democrático del 2010 al 2014, desde donde impulsó la revocatoria a congresistas porque “no habían cumplido las expectativas de los colombianos”, sin embargo, la propuesta no pasó a un siguiente nivel. Lo que sí logró fue un lugar en el ojo público del país. 

¡Tienen huevo!

La ‘movida alternativa’ la lleva desde joven. En la rueda de prensa que se realizó desde las 9:00 am en el Samán del Parque, aprovechó para hablar sobre lo nefasto que resultaría la Reforma Tributaria de ser aprobada y recordó, cómo en el 2001 empezó un movimiento de indignación llamado ‘Tienen Huevo’, integrado mayormente por universitarios/as y el cual se encargaba de hacer desplantes a políticos tradicionales entregándoles huevos en actos públicos mientras les gritaban: ¡Tienen huevo! Entre los que recibieron este alimento del colectivo de jóvenes fueron los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe. 

De izq. a der. El abogado, Jhon Jairo Rey; precandidato presidencial Camilo Romero y diputado del Meta, Oswaldo Avellaneda durante rueda de prensa en Villavicencio. Foto: Shirley Forero #ElCuartoMosquetero

Hace tres días reavivó la esencia de este movimiento, pues fue a poner un huevo de dos metros en la esquina del Ministerio de Hacienda representando la indignación de millones de colombianas y colombianos. Un acto pertinente, teniendo en cuenta el escándalo que se armó recientemente porque el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, calculó que el valor de una docena de huevos estaba en $1.800, cuando en realidad cuesta alrededor de $3.800. “Si algo es este Gobierno, además de indolente, es desconectado de la realidad de la gente”, mencionó Romero.

Reforma tributaria ¿Suicidio o homicidio?

Además, recalcó que de aprobarse la Reforma Tributaria, no sería un acto “suicida sino homicida” y enfatizó en que con la serie de cambios en los elementos que estarían exentos del IVA como las armas de dotación para el Ejército Nacional, se demuestra lo indolente del Gobierno. Además se refirió a la declaración del presidente, Iván Duque en agosto del 2020: “Hacer una reforma tributaria en este momento en que tenemos la pandemia, que está golpeando a la micro, a la pequeña, a la mediana y a la gran empresa, a la clase media, a la clase alta, a las clases más vulnerables, es suicida”.

Por otro lado, el precandidato relató que de los 32 gobernadores que hubo hace cuatro años, fue el único que dejó su cargo teniendo seis amenazas de muerte; dos chuzadas, una en 2014 y la otra en 2019; y con montajes judiciales del entonces fiscal general de Nación, Néstor Humberto Martínez. Según Romero, durante esa Fiscalía, lo que se hizo fue “amenazar gobernadores y alcaldes de este país para que terminen votando por Vargas Lleras, eso ocurrió en Colombia en el año 2018”. 

¿Y la problemática del campesinado al sur del Meta?

Desde El Cuarto Mosquetero, se le cuestionó al precandidato sobre la problemática de cultivos de uso ilícito y represión militar al campesinado al sur del Meta, y señaló que Nariño se sometió al glifosato desde el 2005 hasta el 2014 y ni así se logró reducir la cantidad de estos cultivos. Aseguró que hay un argumento falaz de quienes defienden esta sustancia diciendo que suelen usarse en las fincas, sin embargo, actualmente está prohibida en 20 países, “y no por fumigar, sino para usarlo justamente en el sector agropecuario”, pues este químico es altamente tóxico. Además, el glifosato, -que en Colombia se ha aplicado con aspersión aérea-, no solo daña ‘la mata’ -sin erradicarla del todo-, sino que afecta los demás cultivos agrícolas, que al final, consumen las y los colombianos. Por eso sugirió que el mejor camino es el de sustitución de cultivo de uso ilícito y aseguró que respalda a la comunidad de la región del Guayabero que ha venido protestando para exigir la debida implementación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS). Durante la rueda prensa, el precandidato también habló de la importancia de ejercer control sobre los peajes y los altos precios en estos, no solo en el llano sino en todo el país. 

Entre tanto, Camilo Romero afirmó que después de 200 años de un Gobierno manejado por quienes cuentan con un gran poderío, podría verse un mandato ciudadano con un movimiento alternativo.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.