Recientemente, el senador Wilson Arias, citó a un debate de control político al Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. En este evento, el congresista afirmó que el funcionario estatal es el culpable de la crisis económica actual, pues realizó un mal manejo de los recursos de la Nación en plena pandemia y prefirió rescatar a los bancos desamparando a los colombianos y colombianas. 

Pero este fue sólo el inicio, durante el debate, el Senador enumeró una serie de razones por las que el Ministro debería renunciar al cargo. 

1. “Carrasquilla creó todas las condiciones para que Colombia hoy afronte la peor crisis económica”. Según Arias, el Ministro ha estado “maquillando la contabilidad del Estado”, exacerbando el debilitamiento de las finanzas públicas con “inventos contables, para mejorar de manera artificial el déficit”, lo cual va en contra de las mejores prácticas contables del Fondo Monetario Internacional.

Una de las artimañas contables que expuso el Senador fue la de introducir el balance de resultados del Banco de la República en el balance del Gobierno Nacional. “Esto, de manera oportunista, mejora el resultado contable del Gobierno, a pesar de que, de acuerdo con el Manual de Finanzas Públicas del FMI, el balance del Banco Central debe ser independiente al del Gobierno Nacional Central”, indicó. 

2. Carrasquilla prefirió “rescatar a los bancos y dejar morir a la gente”. Ante esto, el Senador, aseguró que los decretos expedidos por el Ministerio de Hacienda durante la emergencia dejan ver la preferencia del Gobierno por mantener el dogma de la austeridad, “pero austeridad para el pueblo, porque para comprar carros blindados y tanquetas para el ESMAD, aviones de guerra, en fin, para la muerte, este Gobierno siempre contará con los recursos”.

De hecho, Wilson anunció que a las entidades financieras “les otorgaron recursos para intermediar las líneas de crédito de Findeter y Bancoldex, y estos bancos privados estaban cobrando tasas abusivas a microempresarios, rentando con recursos públicos”. Lo más grave es que el Estado en tres meses emitió 40 billones de pesos para darle más liquidez a los bancos, es decir que hubo un rescate financiero al hombre más rico del país con recursos públicos, por medio del Banco de la República, en el que Carrasquilla tiene asiento en la mesa directiva.

3. El Gobierno ha permitido por acción y omisión que, en plena crisis, los bancos le metan la mano a la gente, mediante los ‘supuestos’ alivios financieros que otorgaron a sus usuarios. “Lo que están haciendo los bancos no es aliviar la situación de la gente; la plata no llegó a los hogares y esto es evidente en el hecho de que, en 2020, el año de la recesión, el sector financiero siguió creciendo, generando utilidades por 55 billones de pesos, mientras el sector real se deprimía”, señaló.

En el debate también participaron la actriz Alejandra Borrero, quien denunció el grave estado de las y los artistas y los efectos desfavorecedores de la Reforma Tributaria sobre este gremio; así como Ingrid, víctima de los ‘supuestos’ alivios bancarios, para quien la Superintendencia Financiera no ha dado respuesta a sus denuncias.

4. Según Arias, Carrasquilla está ensañado contra las y los trabajadores, microempresarios, la clase media y vulnerable, porque “ya está comprometido con la banca multilateral en garantizar que Colombia sea un dispensador de rentas, así toque exprimir al pueblo”. Y es que el Gobierno radicó una Reforma que afectaría en múltiples formas a la clase media y baja del país, pues “soporta todo el peso de las malas decisiones del Gobierno sobre la clase media y la población que está en riesgo de pasar a la pobreza”.

Arias concluyó que “Carrasquilla ha demostrado ser funcionario del Grupo Aval, o de Corficolombiana, pero no el ministro de Hacienda de un pueblo que requiere de funcionarios con entereza y amor de patria para sacar a la gente de la crisis”.