Jhonatan Salazar, Wilder Mosquera, Cristian Rocero, Jhon Rodríguez, Jefferson Hilarión y Felipe Henao, activistas ambientales.

A raíz del asesinato de una guacamaya en el mencionado municipio, una colectividad ambiental decidió protestar contra este flagelo.

Hace un tiempo las calles del municipio de Calamar, en el departamento del Guaviare, se colmaron de estudiantes, jóvenes y demás indignados marchantes que alzaron su voz con pancartas y frases en rechazo al presunto asesinato de una guacamaya.

Felipe Henao, fundador de la iniciativa ‘Pipe Q–ida’ y promotor de la movilización que se llevó a cabo el pasado el año pasado, en el parque Principal de Calamar, relató que en el municipio, había una pareja de guacamayas las cuales estaban “por decirlo de alguna manera, civilizadas con la comunidad”.

Estas aves, sobrevolaban los cielos calamarenses yendo de casa en casa, recibiendo comida y cariño de los pobladores, y siendo protagonistas de numerosas fotografías, especialmente selfies. Sin embargo, una mujer asesinó a golpes a una de ellas e hirió gravemente a su compañera fracturándole el ala izquierda, aseguró Felipe.

En la movilización denominada ‘Paz para los animales’, además de mostrar el rechazo a este crimen contra este ejemplar emplumado, se manifestó el desacuerdo de los marchantes con la caza y pesca indiscriminada, el cautiverio de animales silvestres y el maltrato de los mismos. También se realizó un homenaje a la naturaleza.

“Los jóvenes se hicieron notar porque son quienes tienen la necesidad de empezar a cambiar la conciencia ambiental”, señaló Henao, quien agregó que alrededor de 60 personas del municipio y 220 del departamento, hacen parte de ‘Pipe Q-ida’ y trabajan como youtubers a favor de la protección del medio ambiente.

Estos jóvenes estudian acerca de viveros orgánicos, realizan campañas ambientales, de reciclaje, reparación de microcuencas y nacederos y hasta de esterilización para perros y gatos. También, según Felipe, han tenido la oportunidad de viajar al exterior, gracias a esta iniciativa ambiental.

Además, por cada 100 ‘me gusta’, suscripciones o ‘compartidas’, que reciban los vídeos de estos youtubers ambientales, sembrarán 100 árboles en la puerta de la amazonia colombiana.

La iniciativa no tiene apoyo de entidades gubernamentales, aunque ha recibido ayuda de algunas instituciones, sin embargo, los jóvenes trabajan arduamente con lo que les es posible para proteger al medio ambiente.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.