El Sindicato Nacional de la Salud y Seguridad Social (SINDESS), recibió recientemente un edicto por parte de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, en el que se confirmó la sentencia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Villavicencio, el cual determinó en noviembre del 2019 que la Clínica Martha, cerró sus servicios debido a su crisis y problemas internos, mucho antes de que las y los trabajadores alzaran sus voces en protesta para exigir el pago de sus honorarios, seguridad social y primas. 

Dada la protesta, la Clínica Martha aprovechó para denunciar a SINDESS, el cual ha estado acompañando a las y los trabajadores manifestantes de manera solidaria, responsabilizándolo por el cese de actividades de la entidad y de paso, cobrar los daños generados en consecuencia, según le comentó el presidente del sindicato en el Meta, Rodolfo Mariño, a El Cuarto Mosquetero.  

(Lea también: ¿Quién carajos es Malala Yousazfai?)

Alrededor de siete dirigentes, entre los que, además de Mariño, estaban Arturo Cortilla, Gustavo Basto y Cesar Luque, asistieron a las audiencias correspondientes para atender la demanda demostrando que SINDESS no orientó la protesta, sino que prestó ayuda humanitaria a quienes se encontraban en la manifestación pacífica. Ante esta decisión, la Clínica Martha presentó un recurso de apelación y el proceso pasó a manos de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, la cual ratificó el primer fallo. 

“Logramos evidenciar que nuestra acción fue desde el principio de solidaridad y no de generar daños colaterales”, mencionó Mariño. Ahora, aunque se logró evitar que la protesta del personal de la salud de la Clínica fuera tildada de ilegal, las y los trabajadores continúan padeciendo la vulneración de los derechos que han estado reclamando desde el 2017 y para el año pasado, su crisis económica se agudizó con la pandemia. 

En una próxima nota profundizaremos acerca de la situación que actualmente están enfrentando los más de 90 trabajadoras y trabajadores de la Clínica Martha y quiénes los han respaldado durante su proceso de resistencia.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.