En Villavicencio existe un grupo de jóvenes que vienen velando por la conservación del humedal Coroncoro, el cual actualmente está en riesgo por procesos urbanísticos.

La organización Pro Humedal Coroncoro ONG compuesta por un grupo de jóvenes especialmente de ingeniería ambiental, se encarga de hacer recorridos semanalmente para saber el estado en que se encuentra el humedal Coroncoro ubicado entre los barrios Manantial y Vencedores; asimismo, investiga las alteraciones que ha tenido, los probables impactos a los que esta expuesto, y a su vez realizan actividades pedagógicas con colegios y universidades, y de sensibilización y educación ambiental con la comunidad.

La historia de esta organización inició en el 2009 cuando Cormacarena capacitó a un grupo de mujeres madres de familia del barrio manantial para encargarse de los procesos de defensa de este ecosistema. Ya en el año 2015 se empiezan a llamar Asohucoro, hasta que finalmente el año pasado se convirtieron oficialmente en la ONG Pro Humedal Coroncoro, con la que aparte de encuentros de educación ambiental, se estan encargando del proceso normativo y las denuncias a las que haya lugar, ante las corporaciones o entidades correspondientes, especialmente por los procesos de invasión al humedal

Es importante resaltar que los procesos de defensa de este ecosistema en Villavicencio, están marcados por una larga lucha para que fuera reconocido como área de protección. En el año 2001 en cabeza del activista ambiental William Barrios quien incluso falleció en el año 2007 en extrañas causas al parecer por oponerse a actividades que destruirían el humedal; se encargó de evidenciarle a la comunidad la riqueza eco sistémica de ese lugar del que nadie hablaba. Fue así como también se conformó una importante organización ambiental de la ciudad llamada William Barrios, quien tomó su nombre cuando él falleció y que se ha encargado de evidenciar que existen aproximadamente 30 humedales que están siendo destruidos y no son reconocidos como tal.

Asimismo, Lorena y Francisco quienes se empezaron a relacionar con la comunidad en el año 2014 y actualmente lideran el proceso de protección del humedal con Pro Humedal Coroncoro, se encuentran muy preocupados por los daños que la construcción de un parqueadero podrían causar en este ecosistema y aunque han interpuesto las denuncias ante Cormacarena y prontamente en la Procuraduría, no sienten que avance la investigación. “El Coroncoro presenta una invasión de gran impacto como lo es una construcción de un parqueadero que se está edificando dentro de la ronda de protección del humedal. Cormacarena ya tiene la denuncia, hemos llevado videos, recurso fotográfico, pero sentimos que eso está muy demorado. Llevamos desde el 2013 haciendo esta denuncia” nos cuentan a El Cuarto Mosquetero miembros de la fundación, quienes agregan que la edificación sigue avanzando, con todos los impactos que significa para el humedal que se estén manejando allí, residuos sólidos de compactación.

Sin embargo, la comunidad tiene mucho sentido de pertenencia con el Coroncoro, especialmente las y los habitantes del barrio Manantial, quienes incluso han evitado que personas externas lleguen a llevarse a los animales o depositen allí sus residuos. Es importante resaltar seguirán resistiendo para que se respeten las áreas protegidas y su relación con la naturaleza.