Hacia las 6:45 de la noche llegaron hombres armados que se pusieron en medio del camino de una motocicleta en la que iban cuatro mujeres, una de ellas, María Bernarda Juajibioy, alcaldesa del Cabildo Camentzá Biyá junto a su nieta, Jazzlín Camila Luna Figueroa, de tan solo un año y cinco meses de edad. Ambas fueron asesinadas por impactos de bala. Los hechos sucedieron el 17 de marzo, en el municipio de Orito, Putumayo. 

Paola Patricia Pujimuy, hija de Juajibioy y quién era otra de las personas que iba en la motocicleta, informó a las autoridades que el homicidio se presentó mientras se dirigían del cabildo en la vereda La Esmeralda en Orito, hacia la inspección de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez. Ella junto a la otra mujer que estaba en el lugar de los hechos, resultaron heridas y fueron trasladas al hospital de Puerto Asís. 

Según las autoridades, las mujeres viajaban entre el cabildo en la vereda La Esmeralda en Orito, con destino a la inspección de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez, a 20 minutos de su cabecera La Hormiga.

El asesinato de la lideresa indígena junto a su pequeña nieta provocó rechazo e indignación y además acrecentó el temor de los 15 pueblos indígenas aledaños. En la región, las comunidades recientemente han reportado la presencia de grupos armados ilegales en la zona.

Cabe recalcar que, hace apenas unas semanas, un grupo identificado como ‘Comandos de Frontera’, que serían disidentes del frente 48 de las extintas Farc, se tomaron una gallera en la inspección de Siberia en Orito, en la misma zona donde asesinaron a la lideresa el pasado miércoles.

El senador por el partido MAIS, Feliciano Valencia denunció el hecho en redes sociales.