El barrio la Nohora está ubicado hacia las afueras de Villavicencio, por la vía que conduce al municipio de Acacias, Meta. Antes no era más que un terreno desalojado, que poco a poco fue siendo habitado por personas y familias, desplazadas por la violencia en Departamentos del Guaviare y Meta.

Al llegar allí estas familias construían sus cambuches con plásticos, palos, tejas, cartones y con lo poco o nada que pudieron sacar de sus antiguas viviendas, ese cambio repentino dejó marca en sus corazones y en sus vidas, pues desde ese momento perdieron lo que para ellos era su vida, su cultura y a la fuerza vivieron el desarraigo de su territorio.

Le puede interesar:

El trabajo de la Comisión por esclarecer la verdad del conflicto en la Orinoquia

Desde 1999 aproximadamente se fue fundando el asentamiento o más conocido como barrio la Nohora, donde viven alrededor de 2.000 familias con historias de resiliencia y esperanza, añorando siempre recuperar aquello que les arrebato la violencia.

La Comisión de la Verdad se ha encargado de recopilar todas estas historias para dignificarlas y no dejarlas en el olvido, pues mediante este proceso se busca el reconocimiento y la no repetición de todos estos actos de violencia.

Algunas de las historias que conoció la Comisión de la Verdad fue la de Ericinda, una mujer que, para entonces tenía 73 años, quien tuvo que huir con sus dos hijos llevando consigo la ropa que tenían puesta y su cédula, dejando atrás lo que por años fue su hogar.

Le puede interesar:

Comisión de la Verdad, disminuirá incertidumbre de las víctimas en Colombia

Los relatos de los vecinos de la Nohora hablan de éxodos, de caminatas eternas y sin rumbos definidos, de la agonía de dormir durante años en cambuches y de soportar los olores de las aguas negras que se atraviesan, como ríos, por la mitad de sus colchones y sus cocinas. Hablan de un Estado al que poco le importa que sus ciudadanos vivan la vida como una agonía y de una sociedad que, pese a su evidencia y su exuberante presencia, ignora y mira con sospecha a los desplazados, “como si en verdad fuéramos portadores de un virus, del mal o de una peste” esto es lo que expresa Omar, uno de los habitantes del barrio la Nohora.

La Comisión de la Verdad mediante su radio la voz de la verdad comparte historias de conflicto armado y resistencia en los territorios, en 57 emisoras de todo el país. En el Meta estas historias son emitidas por la radio: Exitosa Estéreo -107.8 fm, los martes a las ocho de la mañana.

Los habitantes de la Nohora cada día afrontan las crisis sociales, sanitarias, humanitarias, que con la llegada de la pandemia se han visto afectadas en mayor medida.