El pasado 19 de julio, un hombre fue capturado en flagrancia mientras cometía abuso sexual contra la menor de tres años, hacia a las 2:45 a.m., en la vereda San Antonio del municipio de Anapoima, Cundinamarca.

Según relataron testigos, la madre de la menor se encontraba en una reunión junto a varias personas, entre las que se encontraba el presunto abusador. “Esta persona a quien le apodan el Tete, se ausenta de la reunión para ir al baño, pero pasado un tiempo, y como este no regresaba, un familiar cercano de la niña víctima va a mirar por qué la demora, y al momento escucha el llanto de la menor de tres años en el patio de esa casa”, mencionó el fiscal que asumió este caso al hacer la imputación. 

Ante lo sucedido, al acusado se le imputó el delito de acceso carnal violento agravado, y un juez de control de garantías le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario.

Por otro lado, familiares de la menor informaron que la menor se encuentra en delicado estado de salud y bajo observación médica en un centro hospitalario de La Mesa, Cundinamarca.