La fundación Mujeres Trabajando por el Meta – MTM, viene haciendo labor social desde el año 2017, con el objetivo de garantizar una mejor calidad de vida a los niños, niñas y adolescentes de escasos recursos diagnosticados con cáncer, asimismo, les brinda un acompañamiento antes, durante y después de su tratamiento. 

Según el Instituto Colombiano de Cancerología, en el país el cáncer infantil con mayor número de casos es la Leucemia Linfoide Aguda, seguido de los tumores en el sistema nervioso central. 

Esta enfermedad es afrontada de maneras diferentes en niños, niñas y adolescentes. Así lo relata Daniela Rodríguez, directora de la fundación: “Los niños menores de ocho años son conscientes de la enfermedad, pero no miden la magnitud de esta, saben cuántas quimioterapias le faltan, saben qué medicamentos toman, ellos saben que murió el niño con el que iniciaron tratamiento, ellos sufren y ven todo esto, ellos viven cada instante desde la enfermedad porque no tienen la misma energía de un niño normal, es decir, de un niño que no tenga los efectos de la quimioterapia. Por el contrario, los adolescentes se deprimen, ellos saben que la muerte puede estar ahí, el gran miedo de todos es ver el espejo y ver cómo cambia su apariencia”. 

Daniela junto a uno de los niños que ayuda a través de fundación.
Foto: Tomada de redes sociales.

Durante sus años de trabajo arduo, esta fundación, con el fin de brindar una atención integral, ha construido diferentes programas como Sueños de Arena, Hogar de paso Victoria, Tapas Salvavidas, el Carrito de la Felicidad, y la presentación de simposios e investigaciones frente al cáncer infantil. También ha realizado recolección de mercados y ropa.

Por medio del proyecto Tapas Salvavidas, la fundación MTM obtiene bonos para la compra de Pediasure y kits de aseo, que son necesarios para que los niños, niñas y adolescentes diagnosticados con cáncer puedan enfrentar su enfermedad, al menos, con las garantías básicas de bienestar. 

Con el proyecto, se busca recolectar tapas plásticas de productos de aseo, botellas de agua o gaseosa, desodorantes, crema dental, esferos, entre otras. La recopilación de este material, se realiza a través de las denominadas ‘cajas mágicas’ ubicadas en varios puntos de Villavicencio, como el centro de la ciudad, centros comerciales y algunas empresas. 

Por su parte, Sueños de Arena, es un programa que inició hace dos años con el fin de cumplir el sueño de que estos menores conozcan el mar. Los viajes los realizan una vez por año, con la asistencia medica que se requiera. Cabe señalar que este año lo han tenido que suspender por el COVID-19. 

Por otro lado, la fundación MTM ya ve materializado uno de sus grandes sueños, el Hogar de paso Victoria, el cual es una plataforma de gran apoyo a estos menores y a sus familias para poder continuar con los tratamientos correspondientes. A dos años de su inauguración, este espacio brinda los servicios de alojamiento a 30 personas, alimentación, recreación, psicología, enfermería y transporte.

Según Daniela, la iniciativa “nace de la necesidad de tener en Villavicencio un hogar de paso solo para niños con cáncer (…) es un lugar mágico donde se brinda bienestar y amor, allí se forma una sola familia, que luchan y salen victoriosos de esa enfermedad que hoy en día ataca a tantos niños.” El Hospital Departamental de Villavicencio es uno de los nueve puntos oncológicos.

Una mujer cucuteña pero con corazón llanero

Daniela Rodríguez, es una mujer cucuteña, pero con corazón llanero, quien llegó hace cinco años a la ciudad de Villavicencio y desde entonces ha realizado trabajo social. 

Esta mujer ha liderado desde hace tres años acciones que beneficien a la población oncológica del Meta, en especial a los menores. Con su carisma y corazón noble ha conseguido transformar las vidas de miles de niños, niñas y adolescentes diagnosticados con cáncer. 

“Nuestro objetivo es hacer feliz a la población oncológica, que se sienta tranquila, tenga bienestar durante este proceso tan difícil, cambiar la vida de estas mamitas que se enteran que sus hijos tienen Cáncer y se les paraliza el mundo, ahí estamos nosotras para orientarlas y ayudarlas” Daniela Rodríguez, directora de la fundación MTM.

Daniela junto a sus compañeras.
Foto: Tomada de redes sociales.

Si está interesado en apoyar esta iniciativa, puede hacerlo:

1. Por medio del voluntariado, apoyando las actividades y proyectos de esta fundación.

2. Donando ropa en buen estado.

3. Recolectando tapas plásticas entregándolas en el Hogar de paso Victoria o en los puntos de las cajas mágicas.

4. Donando mercados para las familias de estos menores o refrigerios para el personal de salud que contribuye a estos menores.

5. Donando dinero directamente a la cuenta Bancaria de la fundación.

La fundación esta en la lucha por crear una guía donde queden plasmado los síntomas del cáncer infantil, una guía donde los padres puedan conocer acerca de toda esta enfermedad y puedan estar alertas. 

Si quiere seguir conociendo del trabajo que viene adelantando esta fundación, lo puede hacer desde sus redes sociales: https://www.instagram.com/fundacionmtm/