El año pasado, La Nueva Prensa reveló que el villavicense Samuel David Niño Cataño, hermano de Hernán Gómez Niño -quien fue candidato a la Gobernación del Meta en el 2016 por el Centro Democrático, partido fundado por Álvaro Uribe-, era piloto de narcotráfico.

Según la investigación, Samuel David, era “piloto de la campaña electoral de Iván Duque y de confianza de Álvaro Uribe Vélez, se precipitó a tierra y desapareció el martes 3 de diciembre pasado en la frontera de Guatemala y México transportando desde Colombia una remesa de cocaína para el cártel de Sinaloa.”

Conozca más detalles de la investigación: https://elcuartomosquetero.com/hermano-de-hernan-gomez-nino-excandidato-a-la-gobernacion-del-meta-habria-desaparecido-transportando-cocaina/

La Nueva Prensa también reveló que Samuel David, no solo era piloto de Uribe y Duque, sino que también hizo campaña para Jennifer Arias, quien actualmente es Representante a la Cámara por el Centro Democrático en representación del Meta. Además, su hermano, Aristides Arias, fue condenado en 2015 a 12 años de prisión, al ser señalado de liderar una organización dedicada al tráfico de drogas hacia Guatemala por medio de pipetas diseñadas para transportar amoniaco. Él habría sido quien financió su campaña para ocupar una curul en el Congreso.

Además, recientemente, la congresista se posicionó como presidenta de la Cámara de Representantes, convirtiéndose en la primera mujer metense en llegar a ese cargo.

Sin embargo, la noticia no ha sido bien recibida en redes sociales. Su nombre fue tendencia durante varias horas en Twitter y no precisamente para felicitarla.