La Reforma Tributaria presentada ante el Congreso de la República como un proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible, desató un descontento colectivo que llevó manifestaciones masivas en todo el país por parte de sindicatos, sectores sociales y ciudadanía en general. 

Ahora los y las excombatientes del municipio de Mesetas, Meta, se unieron a esta indignación y necesidad de oposición al Gobierno Nacional que inició el 28 de abril y que tras ocho días de protestas se ha vuelto indefinido. 

Las y los firmantes de paz afirmaron que, aunque ya se retiró la Reforma Tributaria que afectaría a la clase trabajadora del país, el plan del Gobierno Nacional es estructurar una nueva, por lo que la lucha continúa, no solo para que el proyecto sea definitivamente derrumbado, sino para que también la reforma a la salud, al sistema de pensiones, la aspersión aérea con glifosato, judicialización de campesinos que ocupan zonas de parques al sur del Meta y el incumplimiento histórico por parte del Estado a las comunidades rurales, sean parte del pasado. Además, exigen que el Acuerdo de Paz, firmado en 2016 con la exguerrila de las FARC sea debidamente implementado. 

Por el momento, el plan del grupo de aproximadamente 70 excombatientes, es llegar hasta el municipio de Granada, y tratar de buscar una solución con respecto al Área de Manejo Especial de la Macarena (AMEM), con el fin de que campesinos que se encuentran en esos territorios dejen de sufrir persecución. Asimismo, esperan que cada vez más personas se unan a su peregrinación exigiendo una vida digna para el pueblo colombiano.