El pasado 27 de agosto se realizó en la Casa de Cuidado las Amarantas del proceso de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL), el primer encuentro de mujeres Sanadoras y Sabedoras del departamento de Meta. Evento que buscaba reconocer los saberes ancestrales, populares, tejer red y construir comunidad mediante conocimientos para la recuperación de tejidos.

“Este ejercicio es una apuesta política por recuperar los saberes ancestrales, también los medicinales y entornos a la herencia que tejen las mujeres. Asimismo, buscamos que las mujeres puedan transmitir los conocimientos a las nuevas generaciones para no perder la transmisión oral de los saberes y construir una apuesta de paz para la naturaleza y el territorio”, mencionó María Rubiela Ávila, coordinadora de LIMPAL de la territorial Meta y Guaviare.

Fotografía de Dayana Lara Hidalgo

Mediante un ritual protocolario con plantas curativas o artículos de valor personal, más de 12 mujeres de diferentes municipios del departamento como: Vista Hermosa, Mesetas, Puerto Rico, San Martin y Villavicencio, dieron a conocer sus talentos de curación, saberes de manejo de plantas medicinales, emprendimientos de productos orgánicos para la salud y el cuidado del cuerpo, alma o corazón. Las mujeres que asistieron al encuentro afirmaron que el espacio ayudó a la adquisición de nuevos conocimientos que sirven para la práctica diaria en la vida social. “Es la oportunidad de compartir con muchas mujeres que tiene grandes saberes y es enriquecedor estar aprendiendo de cada una algo conocimiento que nos servirá en nuestras vidas”, afirmó Esperanza Hernández, artesana de San Martín, Meta.

Para Iris Mabel Lizarazo León, instructora de yoga de la capital metense, el encuentro fue edificante porque se trasmitieron saberes ancestrales los cuales no se deben perder en la humanidad, además considera que estos espacios deben expandirse para que ayuden a los demás “e incluso a nosotros mismos desde el interior”.

Fotografía de Dayana Lara Hidalgo

El espacio fue importante para poder darle continuidad a los saberes de las mayoras “tener la oportunidad de compartir la palabra, escucharlas y verlas dispuestas también a transmitir los conocimientos, es un regalo y un acontecimiento político muy importante para reconocer y posicionar los valores de las mujeres”, aseguró Yisbelidi Pérez Laguna, dinamizadora de LIMPAL Joven.

LIMPAL y Casa Amarantas esperan poder realizar un encuentro más grande donde muchas mujeres se sumen a integrar proceso de “intercambio de experiencias que permita continuar con el legado de saberes y construcción de comunidad”, recalcó Andrea Matus, gestora de Casa Amarantas.