El nuevo director de la Policía Nacional, general Henry Sanabria Cely, afirmó ayer en medios de comunicación que, las operaciones de erradicación forzada de los cultivos de hoja de coca se suspendieron y que solo se hará la erradicación de la planta de manera voluntaria, mientras se generan las nuevas directrices al respecto.

El General atendió la palabra del presidente Gustavo Petro de terminar la erradicación forzada, teniendo en cuenta que las y los campesinos que cultivan coca son los más perjudicados pues no solo atenta contra su forma de subsistencia, sino que se han generado múltiples denuncias de derechos humanos. Desde ahora, los oficiales no podrán llegar a las fincas a sacar la raíz de la mata de coca sin el conocimiento y aprobación de los propietarios del lugar.

“Lo que estamos aplicando es la erradicación voluntaria en ciertos sitios donde hemos tenido una reunión de campo de ciertos miembros de la institución y otras entidades del Estado para motivar la erradicación voluntaria y la sustitución”, mencionó Sanabria en entrevista para el diario El Tiempo.

 También, el director de la Policía agregó que, habían realizado una petición para la no continuidad de permisos de fumigación con uso del glifosato en Colombia a la Dirección Antinarcóticos.

Además, recalcó que, para suplir la erradicación forzada se tienen organizadas unas series de propuestas en cumplimiento a la Constitución. “efectos de garantizar varios bienes jurídicos que orbitan al rededor del tráfico de drogas. Esperaremos las directrices bajo este punto, mientras tanto la persecución a las organizaciones ilegales dedicadas a este negocio criminal seguirá para dar con la captura de las personas que tenemos señaladas dentro del narcotráfico”.

 Por otro lado, las reacciones en redes sociales no hicieron esperar. El ex candidato presidencial Federico Andrés Gutiérrez Zuluaga, se pronunció a través de su cuenta oficial de Twitter que Colombia iba por el camino equivocado.

Por su parte, el partido Comunes manifestó que, es una oportunidad para generar paz y frenar la violencia en el campo.