Durante las últimas horas ha estado circulando en redes sociales la grabación de una cámara de seguridad en el sector de Patio Bonito en Bogotá, en la cual, se evidencia cómo dos policías están adelantando un procedimiento, al parecer de control por el espacio público, sin embargo, uno de ellos sin mediar palabra, baja de su motocicleta y lanza una patada que tumba los termos de tinto y todo el material de trabajo a una vendedora informal. En el video se alcanza a ver, en la parte inferior de la grabación, a la mujer que, aunque se encontraba acompañada en el momento por alguien más, en el instante que recibe la agresión decide comunicarse por teléfono.

A pesar que el policía que reaccionó violentamente, como en todo proceso, durante los patrullajes estaba acompañado por otro compañero, en ningún momento se observa que el otro agente involucrado interpele a su compañero por su desmedida reacción o que demuestre interés por el estado emocional o los materiales de trabajo de la mujer.

En repetidas ocasiones organizaciones defensoras de derechos humanos han manifestado la poca formación y enfoque en metodologías de resolución pacíficas en conflictos o procedimientos por parte de la institución nacional, sin embargo, ha sido poco lo que en materia de reestructuración o reformas pedagógicas y sociales, los altos directivos han decidido hacer para abordar esta problemática.

Este video ha causado indignación a nivel nacional, especialmente en Twitter donde fue publicado en la cuenta oficial de la concejala por el partido político Unión Patriótica, Heidy Sánchez Barreto, quién este miércoles 24 de noviembre a las 08:53 de la noche subió la grabación.

De su parte, la Policía Nacional sacó un comunicado de prensa, en el cual informa que esta situación se presentó en el pasado mes de agosto, que además, este caso fue atendido por grupos disciplinarios y de derechos humanos, por último, que los uniformados debieron reponer los materiales de trabajo de la vendedora informal, y que quien protagonizó la agresión fue retirado de su cargo.

Ahora bien, aunque la institución adelantó el procedimiento conforme a la ley, diversas organizaciones sociales y la opinión pública se preguntan en qué momento se va a dejar de abordar estas situaciones como hechos aislados, para hacerle frente a los altos índices de violencia e intolerancia que desarrollan durante sus procedimientos uniformados de esta institución.

Comunicadora social - Periodista en formación, con experiencia en procesos sociales, interesada en temas de transformación y defensa popular del territorio, conflicto, paz y género.