El pasado martes, desde diferentes medios de comunicación a nivel nacional se informó que el Comité del Paro Nacional (CNP), había suspendido temporalmente las movilizaciones. Varias organizaciones sociales y sindicales aliadas al Comando Nacional Unitario, convocaron a una rueda de prensa en la que señalaron: “Teniendo en cuenta que el Comité Nacional de Paro convocó para el 28 de abril un paro nacional, se decide en el marco del mismo, interrumpir temporalmente las acciones periódicas”. Sin embargo, la ciudadanía que se mantiene resistiendo en las calles, ha declarado no sentirse representada por el CNP. 

En Villavicencio, por ejemplo, en el marco del Paro Nacional se estableció en el sector de Llano Lindo, sobre la vía que comunica con Bogotá, un punto de resistencia en el que se realizaban bloqueos de manera intermitente. El lugar se convirtió en un lugar en el que confluían jóvenes, estudiantes, artistas, docentes, entre otras. De esa unión se creó la Asamblea Popular de Villavicencio (APV), la cual se unió a la Asamblea Popular Nacional (APN) y desde la que se ha venido gestando la lucha popular en la ciudad.

Es por eso que, cuando el CNP informó sobre la suspensión de las movilizaciones, la APV, al igual que otras organizaciones sociales, declaró no sentirse identificada con esa decisión. Desde El Cuarto Mosquetero conversamos con Camilo Palacios, uno de sus voceros, quien afirmó: “Decidimos formarnos nosotros, quienes no estamos recogidos dentro de este Comité para buscar unas nuevas vías de desarrollo”. 

Además, dijo Camilo, un mensaje claro que se ha querido dejar desde APV, es que no están negados a la unidad y están totalmente abiertos al diálogo y la negociación. De hecho, considera que el CNP “hacia sus cosas a puerta cerrada y aquí lo queremos es darle una voz a toda esa ciudadanía, a todas esas personas que sienten que nunca han sido escuchadas”. Por ejemplo, lo que se propone desde la ciudadanía que se mantiene resistiendo en las calles, asegura el vocero, es la desaparición de los pajes, acabar con el 4×1000, realizar una reforma al código actual de la Policía, el desmonte del ESMAD, entre otras peticiones. 

“El paro está más vivo que nunca”, se dice desde la APV, por eso, Lina Díaz, otra de sus voceras, invitó a la ciudadanía villavicense a marchar este 17 de junio a partir de las 2:00 p.m. El punto de encuentro será en el Terminal de Transportes de Villavicencio y la movilización irá hasta el Parque Central. 

“El paro no ha parado, el paro no ha terminado porque seguimos en pie de lucha. El paro no es el Comité, el paro es el pueblo y el pueblo tiene que ser escuchado”, concluyó Lina.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.