Sin bien el uso de las tecnologías de la información y la comunicación a través de redes sociales, blogs, sitios web, chats, smartphones, entre otros, ha permitido mayor acceso a la información, asimismo al compartirla, se ha incrementado el contenido falso de esta, con diferentes fines políticos, publicitarios, comerciales, entre otras.

Con el avance de la pandemia que actualmente está avanzando en el mundo entero y tiene a muchos en incertidumbre con respecto a la crisis social y sanitaria, sobretodo en Latinoamérica, la información referente al COVID-19 es tanta que, a la final, la sobrecarga complica el poder filtrar la verídica de la falsa.

Las noticias falsas usualmente buscan desinformar a los cibernautas valiéndose en la mayoría de los casos del nombre de personalidades públicas, generando tendencias a nivel de redes sociales. Al convertir en viral este tipo de contenidos, buscan generar ingresos económicos a través de las visitas de sitios web utilizando noticias falsas y amarillistas con publicidad emergente que se ubican en las páginas. Incluso, podría adquirirse un malware, es decir, un código dañino que infecta los equipos sin que el usuario lo sepa.

Es por eso que, es necesario que antes de compartir una noticia, se verifique la fuente, lo más recomendable es que sea de un medio de comunicación con credibilidad. Para identificar noticias falsas es necesario que se plantee lo siguiente: ¿Quién lo publicó? ¿Es un experto en el tema a tratar?  ¿En qué medio fue publicado? ¿Cuándo fue publicado o actualizado? ¿Por qué fue publicado? ¿Para informar, convencer, o vender algún producto? ¿Cómo fue replicado? ¿A través de un medio de comunicación confiable o mediante redes sociales de páginas poco creíbles?

Otros aspectos que pueden ayudarle a verificar una noticia, es cerciorarse que la publicación esté firmada, que no contenga errores ortográficos, que tenga fecha, que contenga fotos o productos de Photoshop, que tenga exceso de títulos o subtitulos diferentes al tema sobre el que se está informando, referencia a enlaces no activos o solicitud de compartir.

La información en medio de esta crisis, genera histeria colectiva, complicando y haciendo más pesado el repentino cambio de cotidianidad para quienes están en aislamiento esperando no ser contagiados. Para evitar este tipo de situaciones, la Policía Nacional sistematizó varias noticias de fuentes abiertas, encontrando así 200 páginas dedicadas a realizar amenazas informáticas que afectan la información en patrimonio económico de los ciudadanos, que en algunas ocasiones fueron identificadas por medios de comunicación como Colombia Check o las redes sociales de entidades públicas.

Con todo lo expuesto, la invitación es a compartir información que sea publicada por páginas u organizaciones oficiales, desconfiar de URL´S y documentos de origen dudoso, así como de publicidad o anuncios emergentes; validar las fuentes de información, verificar la autenticidad y reputación de los generadores de contenidos y noticias en las redes sociales; no realizar difusión de noticias o cadenas compartidos a través de mensajería instantánea hasta no verificar la veracidad de la misma, actualizar el sistema operativo de su celular en la última versión, así como de las aplicaciones directamente de las tiendas oficiales de dichas aplicaciones y verificar la información antes de compartirla, de lo contrario, usted podría convertirse en la herramienta de difusión de los delincuentes.

Si quiere saber más de las noticias falsas identificadas en el país, conozca el boletín:

BOLETÍN FAKE NEWS 01Ab 2020.pdf

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.