Conflicto por lote en un barrio de Villavicencio ¿Qué pide la comunidad?

Lote

Tutelas, manifestaciones, rectificaciones y declaraciones han sido parte de un debate jurídico sobre un lote donde la Junta de Acción Comunal del barrio La Rochela de Villavicencio quiere construir su sede social. 

En la Comuna Ocho de Villavicencio se encuentra el barrio La Rochela. Parte de este territorio fue construido desde hace más de treinta y cinco años de manera autogestionada por las comunidades. Se surtían de agua por medio de un pozo que estaba ubicado en un lote donde hoy en día recae un conflicto entre la Junta de Acción Comunal -JAC-, el arrendatario que estableció un restaurante allí desde 2019 y uno de los propietarios.

Son 283.90 metros cuadrados que se encuentran consignados según escritura número 1770 del 24 de junio de 1987 en la Notaría Segunda de Villavicencio. En 1991 la Cooperativa Multiactiva de Vivienda La Rochela por medio de una compraventa le dio los derechos de propiedad del lote a seis personas. 

El 30 de octubre de 2019 se celebró el contrato de arrendamiento por medio del cual Jairo Enrique Espitia, dueño de 1/6 parte del lote, en calidad de arrendador, le arrienda a Álvaro Murcia López la totalidad del inmueble “para explotación comercial”. Desde entonces se encuentra en el lugar un restaurante. 

El Certificado de Libertad y Tradición muestra que posteriormente, el 31 de octubre de 2023 Andrés Felipe Patiño compra la 1/6 parte del inmueble que en un principio le pertenecía a Jairo Espitia pero que ya había pasado por más dueños.Álvaro Murcia vuelve a celebrar un contrato de arrendamiento pero esta vez con Andrés Felipe Patiño el 04 de marzo de este año. 

Por parte de la comunidad, el 09 de enero y el 22 de marzo de este año, la JAC adquirió los derechos de cuota de dos sextas partes del inmueble: 

El debate jurídico 

Aunque la comunidad es propietaria de dos sextas partes del inmueble, dicen tener la legitimidad de la propiedad de la totalidad del inmueble, por lo cual han interpuesto denuncias en la Fiscalía General de la Nación y una querella en la estación de Policía por “perturbación al espacio privado y por constreñimiento”. 

Por parte del arrendatario Álvaro Murcia se han interpuesto tutelas en contra de la JAC y el Coordinador del Comité de Convivencia y Conciliación debido a que “en diversas oportunidades han manifestado ‘que se quieren robar la propiedad’, arguyendo que es propiedad de la Junta de Acción comunal del barrio La Rochela, por lo cual, ha, recogido firmas de la comunidad, con el fin de entorpecer la labor comercial que ejerce su restaurante”, dice el fallo de tutela emitido el 21 de marzo de 2024 por el Juzgado Décimo Primero Civil Municipal de Villavicencio. 

Entre las cosas que ordena el anterior fallo mencionado se encuentra que “el presidente o quien haga sus veces de la Junta de acción comunal del barrio La Rochela de Villavicencio, en el término de cuarenta y ocho (48) horas rectifique la información que ha venido divulgando a través de sus miembros y por el Coordinador del Comité de Convivencia y Conciliación, en un medio radial con cobertura en este Municipio -Villavicencio, y fijar a la entrada de la sede comunal de la Junta de Acción Comunal del barrio La Rochela de Villavicencio y en el local comercial donde funciona el establecimiento de comercio, un comunicado rectificando la información divulgada”:

Continúa la disputa 

El pasado viernes 07 de junio, la comunidad del barrio La Rochela iba a tomar posesión del respectivo lote, por lo cual asistimos como medio de comunicación a cubrir el hecho noticioso. 

Aunque las personas no entraron al lote, tampoco han permitido que Álvaro Murcia lo haga. El comerciante le expresó a El Cuarto Mosquetero que las personas de la comunidad le “vulneraron los derechos al buen nombre, a la honra”. Dice proteger sus derechos fundamentales y apartarse del conflicto por la propiedad del lote. “Eso de ser dueños, que lo decidan entre ellos, que el juez lo resuelva”. 

Debido a las declaraciones dadas a El Cuarto Mosquetero, Álvaro Murcia volvió a entutelar a la JAC. 

A pesar de que la JAC es dueña solo de 2/6 partes del lote, expresan seguir insistiendo con los trámites necesarios hasta tener la totalidad de las partes del inmueble, donde quieren construir la sede de la JAC. Desde este medio de comunicación se intentó contactar al dueño de la 1/6 parte Andrés Felipe Patiño, quien es el arrendador del lote, pero no fue posible obtener respuesta. 

“Andrés Felipe Patiño no ha dado la cara por ninguna parte”, expresó Daisy Gamboa, presidenta de la JAC. Se desconoce si actúa a nombre de los otros propietarios o en causa propia y cómo administra las utilidades del arrendamiento ya que no le ha dado, según la JAC, cuentas ni dinero a quienes son propietarios y propietarias de 2/6 partes.

Lea también: Reforestación y reconciliación en el barrio 13 de Mayo de Villavicencio

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta

Solo los administradores pueden añadir usuarios.