Esta podría ser una realidad no muy lejana gracias al proyecto de ley que fue aprobado en cuarto debate la noche del pasado jueves, 11 de junio. Por ahora solo falta la conciliación.

Al considerar que la experimentación de sustancias en los animales representa un tipo de maltrato, y de dar vía libre a esta ley, Colombia estaría marcando un hito histórico con respecto a la protección de estos seres vivos. 

El representante a la cámara por el Partido Liberal, Juan Carlos Losada, fue uno de los promotores de este proyecto y explicó en un video en su cuenta de Twitter los detalles de la iniciativa asegurando que no se pretende “crear restricciones a los investigadores farmacéuticos” y que “es un proyecto que aporta a la vida y defiende los derechos de los animales. En la definición del proyecto están incluidos todos los animales, los domésticos, los silvestres, los animales en vía de extinción, todos”.

Cabe aclarar que las investigaciones que usen animales con fines médicos o para probar medicamentos, por el momento no están dentro de las prohibiciones.  

Por su parte, el coautor del proyecto y senador por el partido Cambio Radical, Richard Aguilar, señaló que “somos el primer país en la región que prohíbe la experimentación con fines cosméticos en animales y este proyecto sale en un proyecto crucial para humanidad, en el que el planeta nos está dando la posibilidad de cambiar y respetar cualquier clase de vida”.

Las y los que dependen financieramente de comerciar y producir cosméticos tendrán cuatro años para adecuarse a la norma y evitar de ese modo las sanciones económicas que estarían entre 133 y 50 mil salarios mínimos. La Superintendencia de Industria y Comercio será la encargada de imponer las respectivas multas, en caso haber incumplimiento a esta ley.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.