Asesinan otro líder indígena, esta vez en Nariño

La masacre a líderes sociales, defensores de derechos humanos y excombatientes, no cesa. En menos de una semana se registraron más de 10 homicidios, el más reciente es el de Rodrigo Salazar, gobernador indígena suplente del resguardo Piguambí Palangala, en el municipio de Tumaco.

Rodrigo Salazar era líder indígena y defensor de derechos humanos y pertenecía a la comunidad Awá. Este jueves, 9 de julio, desconocidos acabaron con su vida. El hecho sucedió en el corregimiento de Llorente, del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño, según lo denunciado por  la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC.

«Hace pocos minutos fue asesinado Rodrigo Salazar, líder indígena awá y gobernador suplente del resguardo Piguambí Palangala. El exterminio de los pueblos indígenas es sistemático», señaló la ONIC en su cuenta de Twitter.

«El exterminio de los pueblos indígenas es sistemático. ¿Hasta cuándo el silencio de Iván Duque?», añadió la ONIC en su trino. 

Por su parte, la Unidad Indígena del pueblo awá (Unipa) señaló que el fallecido «fue un reconocido líder y defensor de los derechos humanos del territorio, además de consejero de la guardia indígena de la Unipa».

Entre tanto, las autoridades aseguraron que unidades investigativas han hecho presencia en la zona para establecer qué fue lo que ocurrió. 

El homicidio sucedió el mismo día en el que la alta consejera para los Derechos Humanos del Gobierno Nacional, Nancy Patricia Gutiérrez, informó acerca de las cifras de los líderes asesinados en Colombia durante este 2020. 

«En lo que va corrido del año hay 37 homicidios verificados, haciendo la observación que hay 49 casos en trámite de verificación», aseguró Gutiérrez al presentar en una rueda de prensa el «Informe de Homicidios contra líderes sociales y defensores/as de derechos humanos en Colombia».

No obstante, las cifras en el informe son notablemente inferiores a las denunciadas que han presentado diferentes organizaciones sociales en Colombia, que se han mantenido informando diligentemente cada uno de los homicidios de sus líderes y lideresas, dejando en evidencia, el peligro que enfrentan quienes ejercen un liderazgo en pro de sus comunidades. 

Los departamentos que más se inclinan a registrar crímenes contra líderes y lideresas sociales, incluidos amenazas y secuestros, son Arauca, Norte de Santander, Córdoba, Cesar, Bolívar, Chocó, Antioquia, Valle del Cauca y Nariño.

El asesinato del líder indígena ha generado repudio entre organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos, ciudadanos colombianos/as en general, e incluso entre la comunidad internacional. En redes sociales, las manifestaciones en rechazo a este crimen no se hicieron esperar. 

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.