Alcasba es una joven fanzinera que visibiliza desde sus escritos las luchas gestadas por las mujeres y reivindica el papel de las autoras en la literatura.

Un fanzine es una autopublicación, independiente y libre que hace algún aficionado con temas de música, literatura, cine, entre otros; es un trabajo orgánico producido y creado en su totalidad por el mismo autor, por esta razón tiene un valor agregado. Los fanzines son realizados por ejemplo con recortes de revistas, hilo, papel y otros elementos autogestionados.

Jessica Alejandra, es una joven psicóloga que cursa una especialización en investigación en ciencias sociales, interesada en temas como la subjetividad política de las mujeres víctimas de crímenes de Estado y la visibilización de las mujeres a lo largo de la historia de las artes. Apasionada por la escritura, desde hace tres años encontró en los fanzines la forma de compartir lo que piensa de manera independiente y cómoda.

Fanzine impreso por Alejandra Alcasba para visibilizar las luchas de las mujeres.

En sus últimos fanzines ha abordado temas importantes sobre la representación y participación femenina, por ello, como reto personal se ha propuesto la difusión de contenidos escritos hechos solo por mujeres a manera de reivindicar la memoria histórica de estas, ya que por muchos años han visto silenciadas, sus novelas, obras, creaciones y escritos han sido totalmente omitidos o priorizando el uso de seudónimos.

Alejandra tuvo el primer acercamiento a los fanzines cuando asistía a actividades culturales de la Facultad Casa Itinerante y la FLIA Villavicencio, como talleres de escritura y exposiciones de fanzine, este último generándole un interés en poder publicar sus propias creaciones y difundirlas. Desde allí inicio con este proyecto el cual la ha llevado a explorar en la literatura y poder aportar a otras mujeres.

Recientemente, ha terminado fanzines como: “La soledad como arma política” y “Las otras”, un texto que visibiliza a mujeres, las cuales ocultaron sus escritos porque les hicieron creer que no son de igual valor que los escritos masculinos. Precisamente buscando crear estas composiciones, Alcasba, como le gusta a Alejandra que la llamen, encontró poetas poco conocidas y valoradas como Joyce Mansour y Blanca Varela. Así empezó a transcribir poemas o a publicar en sus fanzines obras y fotográfias poco conocidas como las de Anne Brigman, también de Valentine Hugo, pintora surrealista, e inlcuso adelantó recomendaciones bibliográficas de feministas latinoamericanas. Para así finalmente concluir con un texto de su autoría abordando el lugar político de las mujeres impuesto por la sociedad patriarcal, pero también de los espacios que las mujeres logran por medio de sus luchas y resistencias.

Asimismo, Alcasba también ha publicado en los fanzines poesía escrita por ella, recuerda que hace algún tiempo participó en la creación colectiva de una revista tipo fanzine llamada Transcursividades, de manera que la joven incursiona con escritos de diferentes géneros, siempre enfocada en exaltar el poder y la resistencia de las mujeres en sociedades desiguales.

Antes de iniciar el confinamiento por covid-19, Alejandra se encontraba trabajando junto con Jairo Iván Rojas Eslava, en un proyecto llamado Lectura Colectiva, el cual se desarrollaba en espacios públicos donde se compartía en torno a la literatura y que espera retomar cuando se supere la emergencia sanitaria y social.

“Ojalá quienes me lean en alguna medida se sientan estimuladas y estimulados a crear y difundir, atreverse a hacerlo y entender que la creación es un proceso que se gesta pero que va formándose como un cuerpo cada vez con más sentido” resaltó Alejandra, quien invitó a la ciudadanía a realizar fanzines y dejar volar su imaginación. Pero también reflexionó en la importancia de que en Villavicencio se generen más espacios de desarrollo cultural diverso, en donde todos y todas puedan participar.