Descole de aguas en el río Guatiquía, pondría en riesgo a comunidad de Villavicencio

Por Lina María Hurtado y Dayana Lara 

Entre la incertidumbre y el temor se encuentran los habitantes de este sector en la capital del Meta, por un proyecto de alcantarillado que pronto será ejecutado por la Empresa de Servicios Públicos del Meta-EDESA

Parcelas del Progreso es una vereda ubicada en la comuna cuatro de Villavicencio, que al estar a pocos metros del cauce del río Guatiquía, en temporadas invernales, padece de desbordamientos y, por tanto, inundaciones que afectan a casi la mayoría de sus habitantes, ocasionándoles pérdidas materiales y poniendo en riesgo sus vidas.

Es por eso que los y las habitantes de este lugar de la ciudad, se han pronunciado frente al proyecto de construcción del alcantarillado pluvial, el cual está a punto de ejecutarse. Este proceso de manejo de aguas que se realizaría en el río Guatiquía -un afluente que se ubica a pocos metros de sus casas y que en temporada invernal se sale de su cauce- generaría posibles daños colaterales, ya que se prevé que el incremento del líquido aumentaría, ocasionando afectaciones ambientales y sociales que pondrían en vilo la tranquilidad, seguridad y garantías de vida digna de quienes allí residen, teniendo en cuenta los hechos lamentables que se han desencadenado en otros municipios del Departamento del Meta.

En el año 2020, agricultores de cinco veredas y líderes y líderes cívicos de Fuentedeoro denunciaron que el descole del alcantarillado de estas aguas no fue terminado y estaba formando cráteres, perjudicando la única vía que comunicaba al sector productivo. Si uno se preocupa mucho, es porque no hay conciencia de lo que está pasando; lo que me aterra mucho es que este paciente no tiene dolientes, todo el mundo llega, mira y se va, afirmó el docente, Luis Alberto Cortés, al medio Noticias TV en ese mismo año.

En la ciudad de Villavicencio desde el año 2021 se viene presentando el vertimiento de aguas en Caño Maizaro, es por eso que, en el mes de julio del año pasado, presidentes y presidentas de las Juntas de Acción Comunal (JAC) de 40 barrios, alertaron sobre el descoladero de aguas lluvias y sanitarias. Ellos vinieron con un plano hecho ya desde allá, desde la mesa y después llegaron con ese plano a socializar con nosotros que se hacía o se hacía. No nos dijeron: Venga, ¿cuáles son sus necesidades?, ¡Nada!, manifestó Pedro Nel Rojas, presidente de la JAC del barrio Dos Mil, para el medio Entérate Villavo en ese mismo año.

Para el año 2023, en el municipio de Vista Hermosa, específicamente en el barrio El Mirador, EDESA realizó la instalación de una planta de tratamiento de aguas lluvias y residuales del municipio, con el fin de descargar estos líquidos en la parte alta del sector, generando graves fallas en su estructura. Los disipadores que se colocaron fueron bastante irrisorios por no decir deficientes, lo que provocó que, con las primeras lluvias, estos se fueran abajo, quedara sin protección el barranco y se desplomara, expresó el concejal Gordillo a este medio.

Si quieres leer la nota completa, puedes ingresar a: https://elcuartomosquetero.com/17-casas-perdidas-y-un-barrio-al-borde-del-colapso-la-realidad-del-sector-el-mirador-de-vista-hermosa-meta

Pese a los antecedentes por estas intervenciones en diversos lugares del departamento, la preocupación se mantiene, las respuestas parecen nunca llegar y las probabilidades de repetir escenarios de daño aumentan.

 ¿En qué consiste la obra?

El contrato de obra n.º 104 de 2023 “mejoramiento de las redes de alcantarillado sanitario y construcción de redes de alcantarillado pluvial, proyecto malla vial manantial Covisan tramo 1 en el municipio de Villavicencio. Tiene como propósito principal facilitar la evacuación de las escorrentías superficiales y aguas lluvias durante eventos pluviométricos intensos en los sectores de Covisan, Morichal, Portales del Llano, Nueva Colombia 1, Nueva Colombia 2, Esmeralda, Girasol, Los Vencedores, Canaán, El Delirio y Manantial en la comuna cuatro de Villavicencio. Cuyo objeto es el mejoramiento de las redes de alcantarillado sanitario y construcción de las redes pluvial, proyecto vial Manantial – Covisan tramo 1 en el municipio de Villavicencio, Meta, de tal manera que aseguran la calidad, continuidad, cobertura agua potable y saneamiento básico del sector de estos barrios.

Sandra Johanna Jiménez, presidenta de la JAC de Parcelas, manifiesta que se han presentado dificultades con el Consorcio Manantial, quienes son los contratistas de la obra, ya que alegan que la zona no está dentro del área de influencia; sin embargo, tras la solicitud de información, no les han socializado el proyecto ni los planos que contemplan el área, para corroborar lo dicho por la entidad. Me dan una respuesta que para mí es hasta estúpida: Ah, es que por ahí sólo va a salir agua sólo cuando llueve. Pues, obviamente, es que acá nunca nos hemos inundado en verano. Uno se inunda, es en invierno, además, agrega que todo el tiempo los han desconocido como comunidad.

Este barrio cuenta con dos vías de acceso, una de estas denominada “la mina, que según la comunidad no es tan transitada después de las cuatro de la tarde por temas de seguridad, y la otra, es la principal o “alterna, estas se han visto afectadas con el inicio de la obra, generaron preocupación e incertidumbre.

“Minas Discovery” es un título minero que se encuentra muy cerca del barrio y moviliza el material en volquetas desde la zona a diversos puntos de la ciudad, sin embargo, el tránsito de estos vehículos pesados más el transporte mojado de la materia prima, ha provocado que la vía se deteriore cada vez más. “Nunca salen con el material seco como dicta la norma, entonces la carretera prácticamente invierno-verano va a ser un solo pantano, entonces ¿en qué va a quedar convertida la vía alterna y la de mayor tránsito que tenemos?”, cuestionó Sandra.

Fotografía de ECM

La preocupación de los y las ciudadanas no es sólo por la avería que pueda presentar la carretera. “Las volquetas a las minas están llegando entre las 05:00 y 06:00 de la mañana. Los niños en los colegios tienen que estar entre 06:00 y 6:40 de la mañana, entonces entre 05:00 y 06:00 de la mañana las mamitas están saliendo, muchas a pie y otras en bicicleta o en moto a llevar a sus hijos al colegio, entonces como la vía es angosta, qué va a pasar: o entran las volquetas o salen los padres de familia, expresó la lideresa comunal.

Tras la llegada de las volquetas y la salida de padres, madres, niños y niñas, se teme un siniestro, ya que, como enuncia Esperanza Cristancho, residente de Parcelas hace más de seis años, “ellos no van a respetar, ya ha ocurrido que no respetan cuando van las personas, las motos y los carros. Ellos prácticamente son dueños de la vía.

¿Ha brindado la institucionalidad respuestas frente a la problemática y las peticiones de la comunidad del sector?

La Junta de Acción Comunal de Parcelas está conformada legalmente desde el 24 de noviembre del 2022 y el proyecto viene desde el 2019 hasta la fecha, sin embargo, no fue sino hasta hace seis meses que la comunidad se dio por enterada.

Tras conocer el plan, la comunidad asistió a una reunión convocada en la Gobernación del Meta, donde participó el exgobernador, Juan Guillermo Zuluaga, y el ex director de Cormacarena, pero no hubo respuestas ni acuerdos, básicamente fue para decir: “Bueno, se va a pavimentar esto, se va a hacer esto, todo el mundo aplaudió y ya, afirmó la lideresa comunal.

Tiempo después hubo otra socialización en el barrio Delirio, en Covisan, donde también participó el gobernador Zuluaga, culminando el encuentro con las mismas preguntas sin respuesta con las que llegaron. “Intervinimos y pedimos que nos dijeran porqué Parcelas del Progreso como comunidad no había sido tenida en cuenta, porque solicitamos los estudios de consultoría y pues en ese momento Juan Guillermo asignó a un ingeniero para que nos solventará esas inquietudes, pero hasta el sol de hoy no ha habido ninguna respuesta”, afirmó la presidenta de la JAC, exponiendo a este medio que “en otra ocasión donde nos encontramos le recordé al ingeniero que nosotros habíamos solicitado que nos facilitaran los estudios de consultoría y lo que me dijo fue: “¿Lo pasó por escrito?”  Le dije que no y volvió a responderme: “Lo que está escrito, escrito es”.

Asimismo, representantes de la comunidad afirman que les notificaron para participar en una reunión por parte del ingeniero René -del Consorcio Manantial-, sin embargo, al llegar fueron excluidos por una funcionaria del mismo Consorcio. La señora muy grosera nos dijo que eso era una reunión para los propietarios del predio, que no teníamos nada que hacer ahí, que nos fuéramos, expuso Sandra Johanna.

Tras las socializaciones generales de la obra y las reuniones con propietarios y propietarias de predios, las respuestas según la comunidad o no se reciben o son arbitrarias, como lo expresó la señora Adila Sanabria, habitante de Parcelas. Lo que más nos indigna a nosotros es que pedimos una socialización para la comunidad porque no sabían, pero ellos se niegan rotundamente y de cierta forma nos tratan de una manera arbitraria.

De acuerdo con Efraín Rojas, también residente del barrio, hace tres años, cuando llegaron con la primera socialización que nos hicieron, vinieron unos ingenieros, estaba topografía e interventoría, y se les pidió que nos hicieran el favor y nos dieran una copia del plano o nos explicaran cómo iba a ser el descole en el río y qué protección le iban a hacer donde desemboca esa tubería. El señor interventor nos dijo que en unos ocho días nos daba esa respuesta, estamos más o menos a cuatro meses después y no hemos recibido una.

Pese a los intentos por acercarse de manera física y pacífica para obtener respuestas que no están siendo solventadas, desde la JAC se enviaron derechos de petición de interés general a la Oficina de Gestión del Riesgo, la Procuraduría General de la Nación, Cormacarena, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado-EAAV, y el Consorcio Manantial de Villavicencio.

La Oficina de Gestión del Riesgo de la Alcaldía Municipal, ante la solicitud, manifestó que “no reposan en nuestras oficinas documentos o información referente a la etapa precontractual ni del contrato de obra, sin embargo, ante las peticiones expuestas si a bien se considera estaremos acompañando y participando en mesas de trabajo como se solicita en aras de que sea de total claridad para la comunidad el proyecto y contrato suscrito.

Por su parte, Gestión del Riesgo de la Gobernación, redirigió la petición afirmando que No es la entidad contratante ni ejecutará el contrato de alcantarillado pluvial y mejoramiento de alcantarillado vial en los barrios Manantial, Nueva Colombia 1 y 2, Uniportales, Canaán, el Delirio, Covisán.

Asimismo, la Procuraduría General de la Nación remitió a la Procuraduría 6 Judicial II Ambiental y Agraria con el fin de que sea ese despacho quien determine la procedencia de intervenir como Ministerio Público dentro del marco de sus competencias. Misma acción que realizó la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio – EAAV, trasladando la solicitud a EDESA.

En el caso del Consorcio Manantial, este niega a Parcelas como parte del área de influencia, afirma la realización de diversas reuniones con la comunidad, reitera la no incidencia de la obra sobre el sector y presume la solicitud de evaluaciones sobre el descole.

Finalmente, CORMACARENA por su parte, expone que «dicho proyecto cuenta con permiso de ocupación de cauce y aprovechamiento forestal otorgado mediante la Resolución PS.GJ.1.2.6.23.0850 de junio 09 de 2023, dentro del cual se solicita como obligación la presentación del programa de medidas ambientales que deberá radicarse previo al inicio de las obras».

El documento también alega que se solicitó dentro del acto administrativo y del concepto técnico. Atender las recomendaciones del estudio hidrológico y del estudio de suelos, pues el canal se encuentra en una zona de amenaza alta por inundación y amenaza media por remoción en masa, lo que lo hace propenso a presentar fallas, además, es necesario hacer un seguimiento permanente a la obra una vez implantada, con el fin de evaluar la pertinencia de la obra propuesta y el impacto de esta en las zonas aledañas al canal de descarga.

De esta misma manera, reiteran que “se realizó una visita técnica el viernes 17 de noviembre de 2023 a las zonas de interés, de la cual se emitió concepto técnico que se encuentra surtiendo el debido trámite interno de revisión y aprobación. Además, concluyen aceptando una reunión conjunta con las demás entidades involucradas.

EDESA por su parte responde que la obra fue socializada por el contratista y cuenta con todos los permisos para el desarrollo de la misma, también, que el tiempo de ejecución será de 15 meses y que según el acta la terminación se daría el 05 de diciembre del 2024.

Ante esta información, El Cuarto Mosquetero envío un derecho de petición a Cormacarena con el fin de conocer a profundidad el desarrollo de la obra, sin embargo, hasta la fecha no se tiene respuesta.

¿Qué solicita la comunidad?

En primera instancia, instan al Gobierno local y a las autoridades ambientales a reconocerles como comunidad de Villavicencio. “La verdad no es justo que ellos estén desconociendo a más de 150 familias y especialmente a un sector que tiene todos los derechos, porque independientemente de cómo ellos digan que estamos sentados en la orilla del río, no pueden vulnerar un derecho fundamental que es el derecho a la vida digna, expresó una lideresa del barrio.

Seguido a las peticiones, exigen los documentos que certifiquen la verificación del área. “Nosotros les solicitamos a ellos cuál es el plan de saneamiento ambiental, porque a pesar de que sean aguas de alcantarillado pluvial, pues el agua no llega al río como cae del cielo; obviamente está el popó de los perros, de las personas y el tema de las basuras. Sí, hay unas rejillas, pero a esas rejillas si somos sinceros, en Villavicencio y otras partes no les hacen limpiezas continuas, manifestó la presidenta de la JAC.

Adicionalmente, la comunidad solicita la consultoría previa al proyecto, el plan de contingencia frente a la limitación de movilidad que se prevé y las obras complementarias que mitiguen afectaciones en la temporada invernal.

“Que nos digan cómo van a hacer ellos o cómo nos van a dejar aquí encerrados mientras pasan las volquetas por el sector del Totumo; cada cuánto el consorcio le hará el mantenimiento a la vía; si las volquetas van a tener un control de la velocidad; si la vía la van a ampliar para que haya un paso peatonal en el tramo que da entre la Y de la mina y el Totumo, ¿qué va a pasar?, declaró la lideresa comunal frente a las peticiones que realizan.

Es por eso que claman respuestas prontas que les brinden garantías efectivas. Nosotros vamos a ser afectados y no nos dan ninguna respuesta, vea lo que pasó en Vista Hermosa, hicieron eso y se llevó casas, hizo socavación, se dañaron los disipadores y llevan años afectados y hasta el momento no les dan respuesta. Nosotros queremos prevenir y no tener que lamentarnos en tres, cuatro o cinco años, manifestaron.

Así mismo, hace un llamado al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo y al Ministerio de Salud, “para que evalúen la condición y las medidas que ha venido tomando Cormacarena durante todos estos años, para recuperar este río tan importante para nosotros.

Finalmente, los y las residentes exigen a los entes gubernamentales que se realice una investigación exhaustiva sobre la implementación y avance de este proyecto. Expresan su temor de que, en el momento de su ejecución, éste pueda afectar directamente a sus viviendas y entorno. Se espera que las autoridades correspondientes tomen en cuenta estas solicitudes y brinden garantías para la protección de los derechos y el bienestar de la comunidad.

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta