No se tiene una fecha exacta de la fundación de la vereda Las Mercedes, pero campesinos y campesinas cuentan que esas tierras fueron colonizadas durante la década del 50. Desde entonces, enfrentamos la necesidad de contar con el servicio de agua como símbolo de vida y progreso de quienes habitaban las fincas que formaban parte de la vereda que apenas empezaba a tomar forma.

Teniendo en cuenta lo esencial de este líquido, 16 campesinos y campesinas de esta región se reunieron e iniciaron la lucha por crear y construir un acueducto, lucha que inicio hace aproximadamente 40 años. Para lograrlo, obtuvieron el permiso de los dueños de la Hacienda Coburgos, sitio por el cual pasa caño Dulce y tenía la altura suficiente para transportar el agua por medio de la gravedad. Acceder al sitio donde se construyó la bocatoma y se instaló la tubería no era nada fácil, sin embargo, todos los materiales requeridos fueron llevados a lomo de mula y en los hombros de estas personas que iniciaron esta ardua labor.

En las memorias que quienes ahora hacen parte de la vereda, permanecen los nombres de Álvaro Cantor, Leónidas Quintero, José Solano, Ricardo Leal, Hugo Velázquez, Enrique Colmenares, Diego Gutiérrez, Belén Novoa de Torres y María de la Cruz Rodríguez de Matías, como los fundadores y fundadoras de nuestro acueducto comunitario. De ellos y ellas, solo permanece en la esfera terrenal el señor Álvaro, quien aún conserva su hogar en la vereda. Las mujeres también han desempeñado un rol importante en este sueño colectivo, desde esa época y hasta el día de hoy, la participación de ellas ha sido fundamental para el funcionamiento de nuestro acueducto integrando las juntas directivas y/o comités.

Al aumentar la población de la vereda, ya sea porque los hijos e hijas crecieron o porque llegaron nuevos/as habitantes, se vio la necesidad de captar una mayor cantidad de agua. Entonces, adquirimos la Personería Jurídica en 1992 y desde entonces, creamos la Asociación de Amigos de la Vereda Las Mercedes (Asaaveme), una entidad sin ánimo de lucro. Al ya estar legalmente constituidos por los entes de control del Estado, se construyo otra bocatoma en el caño La Unión, y gracias a esta obra contamos con una concesión de que de 10.4 litros por segundo para la época de verano y con permiso de obtener 5.26 litros por segundo del caño Dulce durante la temporada invernal.

Actualmente tenemos una necesidad que nos urge cumplir, y es obtener la Planta de Tratamiento de Agua Potable (Ptap), por lo cual hemos iniciado una nueva lucha con miras a captar los recursos para comprar un lote y construir ahí nuestra Ptap. Emprender con este sueño ha sido complejo, pues tenemos el impase que los dueños del terreno en el que, por recomendación de las y los profesionales que nos han asesorado, sería ideal realizar la obra. Dado que nos han negado su venta, estamos dispuestos a persistir e iniciar con los trámites pertinentes para su adquisición.

Con la unión constante de la comunidad y el sentido de pertenencia hacia nuestro acueducto, decidimos bautizarnos como Año tras año y en cumplimiento de la normatividad y nuestros estatutos, hemos mantenido los órganos de control que a la fecha son la Asamblea General, como máximo órgano; y la Junta Directiva, que la conforman José Libardo Betancourt como presidente y representante legal; Fabio Torres como vicepresidente, Pablo Matías como tesorero, Olga Lucía Naranjo como secretaria, Miriam Duarte como vocal y Henry Díaz como fiscal.

Tal ha sido el progreso y el aumento de la población de la vereda, que hoy en día, Asaaveme está Integrada por 238 asociados y asociadas, y en la carpeta tenemos más de 40 solicitudes de nuevos asociados/as acometidas, sumando una un total aproximado de 2.500 personas, incluyendo al Colegio Agropecuario Las Mercedes.

Si quieres conocer más historias de los acueductos comunitarios en Villavicencio, échale un vistazo a la revista realizada por ACER con apoyo de Censat Agua Viva Amigos de la Tierra Colombia y Terre Des Hommes, bajo la edición de El Cuarto Mosquetero. Puedes descargarla aquí: Lucha y resistencia por la gestión comunitaria del agua en el Meta

Acueductos Comunitarios En Red, es una organización que trabaja por demostrar que el agua es un bien común. También se encarga fortalecer los acueductos comunitarios del Meta, por ser un patrimonio histórico de la región.