Zozobra en la Cárcel de Villavicencio

Las 15 pruebas que se habían realizado al interior de la cárcel de Villavicencio, luego de que se conocieran tres casos confirmados de Covid-19, arribaron a la ciudad mostrando resultados positivos. La cifra de contagiados se eleva a 18 al interior del penitenciario, como lo confirmó el Gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, desde Puerto Concordia a través de un video en redes sociales. 

El mandatario de los metenses afirmó que ya se ha comunicado con el Director general del INPEC y de la cárcel, quienes han asegurado que ya se tomaron todas las medidas de precaución frente a estos casos. 

Al interior de la cárcel, la noticia causó temor y la incertidumbre se ha esparcido aún más entre los internos. ‘Sargento’, quien en días pasados había brindado una entrevista a este medio, declaró que la población carcelaria de Villavicencio está asustada ante la propagación del coronavirus dentro del lugar. “Hoy hay 15 positivos para Covid-19, de los 50 compañeros que aislaron en un calabozo. Estamos condenados a pena de muerte. Acá habemos muchas personas sindicadas, no nos han resuelto nada en más de un año, no hay audiencias, no hay nada. Desde que empezó esa pandemia, acá no ha venido ningún médico ni nada”, aseguró el preso de la cárcel de la capital del Meta.

Cabe recalcar que desde hace varios días, los internos de diferentes cárceles en todo el país, se han manifestado pacíficamente ante la falta de garantías de protección, el masivo hacinamiento y el abandono por parte del Estado.

A las protestas se ha unido la guardia del INPEC rompiendo el día de ayer la cuarentena en la cárcel de Villavicencio. Los guardias denunciaron que no cuentan con elementos de protección, que hay 30 guardianes aislados y otros de servicio presentan síntomas y aún no les han hecho la prueba para de COVID-19.

Lo más preocupante, es que los 12 internos contagiados comparten el mismo pabellón con otros reclusos porque el hacinamiento no permite aislarlos, lo que representa la posibilidad de que la epidemia se siga propagando.

Ante las manifestaciones de las personas privadas de la libertad, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 546 del 2020 en el que establece las condiciones para conceder medidas de detención preventiva y de prisión domiciliarias transitorias a los reclusos que están en las cárceles del país “con el fin de evitar el contagio de la enfermedad coronavirus del covid-19, su propagación y las consecuencias que de ellos derive”. 

Esta medida, según el documento, aplicará a personas mayores de 60 años de edad, a madres gestantes o con hijo menor de tres años, a quienes padezcan de cáncer, VIH e insuficiencia renal crónica, diabetes, insulinodependientes, trastorno pulmonar, anticoagulación, hepatitis B y hemofilia, artritis reumatoide, enfermedades tratadas con medicamentos inmunosupresores, enfermedades coronarias o personas con trasplantes, entre otras. La duración máxima de la excarcelación será de seis meses.

No obstante, los condenadas por varios delitos, como genocidio, homicidio simple o agravado, feminicidio, desaparición forzada, secuestro simple o extorsivo, desplazamiento forzado, tráfico de migrantes, tráfico de niños, niñas y adolescentes, amenazas contra defensores de derechos humanos y servidores públicos, violencia intrafamiliar, corrupción privada, lavado de activos, contrabando agravado, testaferrato, asesoramiento a grupos delictivos organizados y grupos armados organizados o financiación del terrorismo y de grupos delincuencia organizada, entre muchos otros, no serán cobijados por los beneficios del decreto.

Este decreto, aunque resulta beneficioso para reducir el hacinamiento en las cárceles, también ha generado ciertas preocupaciones. En entrevista con Blu Radio, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, pidió la consideración del Gobierno Nacional para hacer un estricto seguimiento a los presos que quedarán en libertad temporal, pues aunque ya a los reclusos que anteriormente salieron a prisión docimiciliaria se les garantizó algunas condiciones de aislamiento a nombre del municipio, los esfuerzos pueden no ser suficientes para evitar la propagación del virus. 

Según el mandatario municipal, la excarcelación para Villavicencio, representa un riesgo particular debido a que ya hay hay casos de Covid-19. “Para nosotros es importante que si hoy se habla de pruebas masivas en Colombia, la prueba piloto sea la cárcel de Villavicencio, así es que nosotros lo venimos proponiendo”, mencionó Harman al medio radial explicando además que gracias al Decreto 546 del 2020, van a salir reclusos que sí pueden convertirse en un problema grave de salud pública para la ciudad. 

Finalmente, el Alcalde Municipal, señaló que los presos que sean puestos en libertad temporal, sobretodo los que estaban en el patio Santander (lugar en el que resultaron los primeros contagiados), deberán salir con la disposición de realizar un aislamiento voluntario para no poner en riesgo la vida de sus familias, ni la de los demás habitantes de la capital del Meta. 

Si quiere conocer más acerca de esta problemática, puede leer la investigación liderada por El Cuarto Mosquetero aquí:  

Los presos piden garantías de protección al Gobierno Nacional ante amenaza del Covid-19

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Solo los administradores pueden añadir usuarios.