“Bajo el discurso de convertir a Colombia como la despensa agrícola del mundo, se han acaparado ilegalmente miles de hectáreas en los Llanos Orientales”

El día miércoles 24 de enero se hizo el lanzamiento del libro Así se roban la tierra en Colombia en el aula magna Julio Florez Roa de la Corporación Universitaria del Meta, en la ciudad de Villavicencio. En el que a través de un conversatorio bajo la palabra de la politóloga Paula Álvarez, el economista Juan Carlos Suescun y el autor del libro Wilson Arias, se explicó el trabajo investigativo de varios años en el que se habla sobre el acaparamiento de tierras en los llanos orientales.

Se abarcaron tres grandes temas que dividen el libro por capítulos, fundamentando todo el trabajo sobre la extranjerización, la compra ilegal de tierras, el involucramiento de gente con poder y las multinacionales; estos fueron: El contexto internacional de la fiebre por la tierra, casos de acaparamiento de tierras analizados durante 2010 y 2014 en el periodo legislativo y la política de tierras en el postacuerdo.

Por otro lado, Wilson Arias menciona que hay 2600 hectáreas de tierras fértiles en mundo y que hay un mapa del fondo monetario en el que se establecen ubicaciones y valores de estas tierras, sin embargo esto es algo que no se tiene en cuenta cuando se habla de la “fiebre por la tierra”.

“El extranjero entra e impone sus condiciones y la forma de imponerlo fue el acceso a recursos estratégicos” menciona Carlos Suescun, explicando cómo se le permitió el control de tierras colombianas a las multinacionales, lo cual podrán encontrar a profundidad el segundo capítulo del libro.

En su momento, Wilson Arias, ex representante a la Cámara, evidenció que en la Altillanura los baldíos de la Nación terminaron en manos de privados; entre las empresas implicadas se nombró a Aceites Manuelita, Forest First o Forestal de la Orinoquía, entre otras.

“Bajo el discurso de convertir a Colombia como la despensa agrícola del mundo, se han acaparado ilegalmente miles de hectáreas en los Llanos Orientales” explicaban durante el foro, por ejemplo se rememoró la investigación que compulsó la Contraloría General de la República a la Agencia Nacional de Tierras, por la acumulación indebida de baldíos por parte de la organización Sarmiento Angulo (22834 hectáreas en 21 predios).

Sin dejar atrás el tercer tema tratado en el conversatorio, Arias explica cómo coincide la política de paz con todo este tema de acaparamiento, especialmente ahora que muchos territorios aislados por el conflicto armado, quedan con mayor acceso para los intereses de  quienes se roban la tierra en Colombia, y afectan el derecho de los campesinos a estos terrenos y por ende a nuestra posibilidad de tener soberanía alimentaria.

Comunicador social y periodista, aficionado a la fotografía, a la música y a la realización audiovisual con interés en temas culturales y sociales. Usando el periodismo como una herramienta educativa y de transformación social.