Desde hace tres días en la vereda Lomalinda del municipio de Vista Hermosa, Meta se adelanta un cerco humanitario por parte del campesinado de este municipio a alrededor de 30 militares, ya que exigen al Gobierno Nacional que socialice en qué consiste el cese al fuego bilateral, ya que, si su objetivo no son los grupos armados del sector, no entienden por qué hay presencia de militares transitando de noche, en ocasiones sin identificación y generando intimidación, temen que como históricamente ha sucedido, sean las y los campesinos quienes terminen sufriendo violaciones de derechos humanos. Recordemos que este municipio fue uno de los más impactados por los operativos de Artemisa, por ende hay temor de seguir siendo judicializados por vivir en áreas protegidas.

Además, rechazan el tratamiento que le han dado medios de comunicación como RCN y Blue Radio a este plantón pacífico, pues al afirmar que el plantón es de disidencias o que están siendo coactados por este grupo armado, no solo estigmatiza su derecho a la protesta, sino también los pone en riesgo.

A esta hora en la zona hace presencia organizaciones de derechos humanos como DHOC, el personero municipal de Vista Hermosa, Jorge Iván Sánchez y el defensor del Pueblo Jhorman Saldaña.