El documento advierte que quienes apoyen organizaciones de izquierda serán ‘ajusticiados’.

Recientemente, la USO Subdirectiva Meta dio a conocer mediante comunicado los hechos en los que uno de sus afiliados, Alexander Vargas Zambrano, fue amenazado de muerte. Hacia las 11:00 p.m. del 21 de octubre, llegó un documento a las instalaciones de la empresa Total QC SAS, donde trabaja el sindicalista y fue entregado al celador.

A la mañana siguiente, Vargas recibió el documento percatándose de que se trataba de un panfleto firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), en el que dice: “Le llegó la hora, no vamos a permitir que acaben con las empresas buscando beneficio en un sindicato, por esto le vamos a dar un plazo de 72 horas al señor Alexander Vargas Zambrano para que deje a un lado a su sindicato, de lo contrario no vemos en la obligación de tomar medidas con usted y su familia”. Según la USO, Alexander ha venido acompañando el proceso de negociación de la Convención Colectiva de Trabajo que se presentó a esta empresa.

Además, en el documento el grupo armado ilegal afirma que: “Nosotros no somos un juego, las personas que apoyen las organizaciones de izquierda, nos vemos en la obligación de ajusticiarlas”.

También, al sindicalista se le “recomendó”, no denunciar esta amenaza o su familia -que afirman ya tener identificada-, podría verse gravemente afectada. “En esa área donde se entregó el documento hay cámaras de seguridad. Se dice que fue una camioneta, llegó un carro con dos personas y una moto”, comentó Henry Jara, secretario nacional de Derechos Humanos de la USO.

La denuncia ya ha sido interpuesta ante la Fiscalía en Villavicencio. Dado los hechos, la USO solicitó a la empresa Total QC SAS y entidades estatales competentes que se resguarde la vida de Alexander, se le brinden todas las garantías de seguridad y se investigue el suceso para dar con los responsables. “En estos momentos de conflicto social junto a un Gobierno que no se esfuerza por defender la vida de los líderes y lideresas sociales y sindicales del país, esta amenaza es de total relevancia”, declaró el sindicato.

Según Indepaz, desde que se firmó el Acuerdo de Paz en 2016, han sido asesinados 1.250 líderes y lideresas sociales en Colombia.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.