En una reciente rueda de prensa, el alcalde municipal, Juan Felipe Harman, se refirió a la concesión Servicios de Tránsito de Villavicencio – SERTRAVI, la cual terminará en agosto del 2020 y que duró 10 años en vigencia bajo el contrato 776 del 2010, causando diversas quejas e inconformidades entre las y los ciudadanos.

El objeto de este contrato era “entregar en concesión la prestación del servicio público de registro de automotores, conductores, infractores, tarjetas de operación; licencias de conducción, tránsito de empresas y vehículos de transporte público; auditoría financiera de los ingresos de patios y grúas; la gestión de los procesos, procedimientos y administración de la información correspondiente a la parte destinada al municipio de Villavicencio del impuesto de vehículos automotores”.

Sin embargo, en el 2016, cuando los concejales de Villavicencio de ese entonces hicieron control político a SERTRAVI, se halló que la concesión es un negocio del exalcalde Raúl Franco Roa que no beneficia a los ciudadanos o a la Administración Municipal, sino a un privado.

Para ese momento, la exconcejal Natalia Pineda, señaló que le parecía extraño el hecho de que los altos mandos de la empresa sean ex funcionarios de despacho del ex alcalde Franco Roa, pues bajo su mandato fue creada SERTRAVI y le fue adjudicada la concesión.

Por su parte, Harman, quien en ese año era concejal, criticó la concesión argumentando que SERTRAVI se llevaba el 60% de lo recaudado y el municipio se quedaba con el 40%. Dijo que este contrato, “leonino” en su opinión, debería ser rescindido en pro del municipio para que este reciba más recursos y así financiar mayor número de obras para la ciudad.

Es así que actualmente, siendo alcalde de Villavicencio, Felipe Harman anunció que la Contraloría Municipal entrará a investigar si la empresa está entregando los debidos informes al municipio.

“Lo primero que hay que decir es que la concesión viene negando al municipio la información estratégica en la operación. Nosotros hemos hecho un listado de requerimientos específicos sobre el manejo de las inversiones, el inventario total, inventario de gastos y bienes inmuebles, y sobre el registro de infractores detallado y con los archivos de soportes, pero ninguno de estos ha sido entregado por parte del concesionario”, señaló el Alcalde.

Además, el mandatario señaló que existen registros del 2019 con pagos de infractores que van del 2007 al 2009 en los que a SERTRAVI no le correspondía cobrar porcentaje -teniendo en cuenta que la concesión empezó a operar en 2010-, por lo que el 100 por ciento del dinero le pertenecía a la ciudad.

Y añadió que “Hoy no existe ninguna consideración jurídica que soporte por qué desde el 2010 hacia atrás, SERTRAVI fue quien liquidó la cartera de las infracciones en Villavicencio. Si el contrato de concesión se estableció en el 2010, por qué la recuperación de cartera terminó también beneficiándolos con una suma relacionada a mil millones de pesos”.

Asimismo, Harman aseguró que la concesionaria se ha negado a entregar información técnica y jurídica elemental para que el municipio comience a operar los servicios de recaudo por infracciones, trámites, patios y grúas, entre otros. “Esta no es la hora para andar negando, escondiendo información o saboteando que el municipio acceda al 100 por ciento de la operación, queremos retomar la soberanía tributaria frente a sus rentas”, aseveró.

Por su parte, Eder Muñoz, secretario de Movilidad de Villavicencio, indicó que desde el mes de febrero se establecieron seis fases para el proceso y que actualmente están en la tercera. El funcionario explicó además que dentro del Plan de Desarrollo, en la meta 94, -que ya fue aprobada por el Concejo- se está garantizando la reversión del contrato con una preparación metodológica, técnica y jurídicamente para hacer el proceso.

“Se está requiriendo el inventario total de todos los bienes y todos los activos, de manera que se pueda verificar por completo. SERTRAVI está dando largas para que la información sea entregada solo hasta la finalización del contrato, escudándose en que había sido suministrada durante la ejecución del mismo”, puntualizó Muñoz, añadiendo que aunque realmente la empresa hubiera entregado lo requerido en administraciones anteriores, actualmente no está y por ende, la Administración Municipal tiene derecho a solicitarlo las veces que sea necesario.

Por el momento, según Muñoz, se están verificando los costos de operación del sistema, ya que, si el municipio empezará a manejar los servicios que actualmente controla SERTRAVI, la Secretaría de Movilidad necesitará disponer de un presupuesto y de personal para garantizar que no se presente ningún tipo de interferencia en la prestación del servicio. Además, la idea es poder disponer de los trabajadores que ya están laborando, si estos así lo quieren, para no generar disminución en la oferta laboral en la ciudad.

Cifras de la Administración Municipal indican que Villavicencio aumentaría sus ingresos en cerca 2.500 millones de pesos anuales teniendo bajo su responsabilidad el manejo de los servicios que actualmente están a cargo de SERTRAVI.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.