La Corte Suprema de Justicia ordenó detención domiciliaria contra el senador y expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, a raíz del proceso por fraude procesal y soborno en presunta manipulación de testigos. En su cuenta de Twitter, el expresidente Uribe se pronunció al respecto:

Con la ponencia del magistrado César Reyes, se tomó la decisión que fue avalada por sus compañeros de Sala, excluida la magistrada Cristina Lombana, quien fue recusada por su cercanía a Uribe, mientras fue presidente y ella parte de la Fuerza Pública.

Cabe recordar que el jefe del partido Centro Democrático se encuentra ante los tribunales por su presunta intención de manipular testigos que lo han señalado de tener nexos con el paramilitarismo.

Los exparamilitares condenados, Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez alias ‘Víctor’, tendrían en apuros a Uribe Vélez ya que han señalado haber recibido solicitudes de cambiar los testimonios para ser entregados ante la Corte Suprema de Justicia.

Entre tanto, la Fiscalía General ya le imputó los delitos de fraude procesal y soborno a Diego Cadena, el abogado encargado de defender los intereses del expresidente. Sin embargo, el jurista penalista, se declaró inocente por los hechos atribuidos.

No obstante, la Fiscalía posee pruebas que revelan que Cadena junto a Juan José Salazar, que también es abogado, habrían visitado en las cárceles de Palmira, Valle del Cauca y La Picota, en Bogotá, a los ya mencionados exparamilitares con el objetivo de que cambiaran la versión que entregarían al alto tribunal sobre una investigación que se surtía en contra del senador Iván Cepeda.

Durante la audiencia, la Fiscalía señaló que Cadena habría llegado a alias ‘Víctor’ ofreciéndole 200 millones de pesos si aseguraba que el senador Cepeda le brindaba favores carcelarios como recompensa para que hablara sobre la relación de Uribe y el paramilitarismo.

Alias Víctor es hijo de uno de los administradores de la finca Guacharaca, propiedad de los Uribe. Allí habrían iniciado los señalamientos sobre los nexos con el paramilitarismo.

Según la Fiscalía, el plan de engañar a la Corte Suprema de Justicia con los falsos testigos, se vio entorpecido cuando Cadena dejó de emitir los pagos.

Con la información recolectada y las pruebas de la Fiscalía, la Corte Suprema cuenta con datos que vincula el mismo caso. De hecho, la investigación contra Uribe se originó, luego de que el alto tribunal encontrara que no existían pruebas suficientes para investigar al senador Iván Cepeda, pero sí para abrir la indagación en contra del jefe del Centro Democrático.

El senador Cepeda fue señalado como víctima durante el proceso judicial y ha asegurado que Cadena, de no ser encarcelado, podría huir de la justicia, debido a que, según las pruebas, fue él quien buscó a los exparamilitares para que dieran falsos testimonios en su contra.

Por otro lado, el senador Uribe, ha negado rotundamente los señalamientos hechos en su contra y su defensa ha asegurado contar con las pruebas suficientes para probar la inocencia del expresidente.

Luego de salir a la luz pública llamado a Uribe para rendir indagatoria por parte de la Corte Suprema de Justicia en el 2018, el expresidente anunció que dejaría su cargo en el Congreso para concentrarse en su defensa. Sin embargo, nunca se retiró. Pero las cosas son diferentes ahora, pues con la medida de aseguramiento que le fue impuesta, no puede elegir, obligatoriamente deberá abandonar su curul.

Así lo dicta el artículo 359 de la ley 600 de 200, que señala que “Cuando se imponga medida de aseguramiento en contra de un servidor público, en la misma providencia se solicitará a la autoridad respectiva que proceda a suspenderlo en el ejercicio del cargo”. Así Uribe Vélez quisiera legislar desde su casa, -que es lo que se está haciendo actualmente dada la pandemia del covid 19-, no podría hacerlo, pues la Corte Suprema deberá solicitar a la mesa directiva del Senado la suspensión del expresidente.