Jóvenes se comprometen con la construcción de paz en Vistahermosa, Meta

El mes pasado se llevó a cabo el conversatorio “La vida, las voces y los cuerpos de la juventud en la construcción de paz”, en el que se mostró como esta población ha venido dejando la guerra atrás para edificar nuevos escenarios en los que puedan sanar y seguir adelante.

La iniciativa está enmarcada dentro del “Modelo territorial de garantías de no repetición y de empoderamiento de mujeres y jóvenes víctimas de violencia sexual y desaparición forzada para su acceso efectivo al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición – SIVJRNR”, que tiene como objetivo avanzar en la superación de las barreras que enfrentan las mujeres y las jóvenes del municipio de Vistahermosa, Meta para acceder a sus derechos como víctimas del conflicto armado, a través de un modelo territorial que propicie garantías de no repetición de las violencias.

En ese sentido, la Corporación Yo Puedo, en convenio con ONU Mujeres, ONU Derechos Humanos y el Fondo de Consolidación de la Paz – PBF viene desarrollando el proyecto “Movilizando la participación y la incidencia juvenil para la construcción de paz territorial en Vistahermosa, Meta”, con el fin de promover el ejercicio de la ciudadanía de las mujeres y jóvenes, desde un enfoque de género y diferencial para la construcción de paz y desarrollo en el municipio.

Es por eso que se realizó vía Zoom, el conversatorio “La vida, las voces y los cuerpos de la juventud en la construcción de paz” en el que las mujeres jóvenes de las zonas rurales y de la cabecera municipal de Vista Hermosa, en el marco del desarrollo de la “Escuela de Formación Política Yo Puedo “Género, Juventud y Liderazgo para la Paz”, relataron sus vivencias de haber sido niñas y mujeres jóvenes durante el conflicto armado, así como sus aportes y/o recomendaciones para la no repetición.

Asimismo, durante el evento, las jóvenes leyeron el Manifiesto de la Juventud por la Paz, un documento público y político en el que dan a conocer su posición respecto a la construcción de paz y el cual está dirigido al Estado, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la sociedad en general.

En opinión: Apatía juvenil a la política

También se proyectó “Historia de Vida”, una pieza audiovisual que se construyó con los y las jóvenes de Vista Hermosa. Allí visibilizan sus mecanismos de afrontamientos durante el conflicto armado interno y sus afectaciones al presenciar y sufrir esa guerra ajena. Además, ahí reconocen sus ideas para la no repetición. Este producto audiovisual aún está en revisión y pronto estará disponible para el público.

En el conversatorio, algunos jóvenes aprovecharon para narrar sus experiencias de infancia en medio del conflicto armado, contaron cómo cerca a sus escuelas ‘armaban las balaceras’, no sabían de qué lado estaba la guerrilla y de cuál estaba el Ejército, salían corriendo a esconderse y perdían clase. En las paredes de los salones aún pueden verse las perforaciones de las balas que iban y venían en medio de los ataques. Relataron también cómo la Fuerza Pública atacaba a las y los campesinos y les trataba de guerrilleros porque trabajaban en ‘coqueras’.

En el evento también se leyó un microcuento ilustrado, el cual también fue construido por jóvenes en el marco de la Escuela de Formación Política Yo Puedo junto a organizaciones juveniles de Vista Hermosa. La pieza escrita se titula Mi Camino y cuenta las memorias de una joven junto a sus padres y sus hermanas menores, que tras la llegada del conflicto armado, ya no pudo salir a jugar, vio desaparecer a sus amigos y luego escapó junto a su familia a Villavicencio, en busca de una vida alejada del peligro.

Le puede interesar: Desde el arte se viene construyendo paz en Altavista, Medellín

Los asistentes al conversatorio también pudieron escuchar un podcast realizado por las y los jóvenes del municipio, allí sus voces nostálgicas y un tanto afligidas relatan su paso por la escuela, sus baños en el tanque del lavadero o en un caño cercano, como muchos de sus amigos fueron desaparecidos o reclutados por grupos armados. También piden ayuda estatal para la zona rural que ha estado inmersa históricamente en el abandono.

De la “Escuela de Formación Política Yo Puedo “Género, Juventud y Liderazgo para la Paz”, el pasado 25 de agosto también se graduaron las participantes quienes dieron testimonio de todo lo aprendido y cómo sus aprendizajes aportarán a sus vidas y a la construcción de paz.

Por otro lado, las piezas comunicativas presentadas durante el conversatorio, serán entregadas en un informe a la Comisión de la Verdad, quedando como memorias de reconciliación, paz y no repetición de la violencia.

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.