Estando a menos de una semana de culminar el plazo máximo del pago de las matrículas en la Universidad de los Llanos y ante a las respuestas negativas de la administración a sus peticiones, el Consejo Estudiantil Universitario adoptó como medida de presión realizar una huelga de hambre indefinida hasta que se cumplan sus exigencias.

Las y los estudiantes de la Universidad de los Llanos – Unillanos, desde inicios del mes de junio se han visto forzados a generar actos de protesta para exigir garantías que les permitan seguir con sus estudios este segundo semestre del año, pues la crisis generada por el covid-19 ha generado una cadena de inestabilidad económica a tal punto, que solo el 40% de los estudiantes han pagado su matrícula. 

Felipe Cerquera, representante del Consejo Estudiantil Universitario Unillanos, comentó a El Cuarto Mosquetero, que desde abril, integrantes de la entidad, hicieron una serie de solicitudes a la administración en cabeza del rector Pablo Emilio Cruz Casallas, con el fin de mejorar las condiciones y brindar garantías para que los estudiantes pudieran iniciar el semestre 2020-02. Sin embargo, a pesar de las cartas extendidas y las constantes reuniones, solo se recibieron respuestas negativas. 

Fue por eso que el pasado 4 de junio, varios estudiantes se tomaron las instalaciones de la sede Barcelona, -la cual es el campus principal de la Unillanos-, durante 18 días. Posteriormente, el 22 de ese mismo mes, Cerquera junto a otros tres compañeros, decidieron iniciar una huelga de hambre. Durante los últimos días, los manifestantes se han mantenido a base de una dieta líquida. 

#HambreDeEducación

A menos de una semana de culminar el plazo máximo para pagar la matricula en la universidad de los llanos, la administración en cabeza del rector Pablo Emilio Cruz Casallas no ha establecido medidas reales que alivien la difícil situación por la que estamos atravesando los estudiantes. La propagación del COVID- 19 ha traído consigo el aumento de la precarización de las condiciones de vida de todas las personas, en especial de aquellas que pertenecen a las poblaciones más vulnerables, elemento que se ve reflejado en la universidad, donde solo el 40% de los estudiantes han pagado su matrícula. Por esta razón, como estudiantes nos hemos visto forzados a tomar medidas de presión desde inicios de mes de junio dadas las constantes negativas a las solicitudes hechas por el Consejo Estudiantil Universitario desde el mes de abril; sin embargo se mantiene dichas negativas por parte de la administración, es por esto que hemos tomado la decisión de entrar en huelga de hambre, con el fin de visibilizar ante la comunidad los problemas que estamos atravesando los estudiantes de la universidad pública en la región.

Gepostet von Consejo Estudiantil Universitario Unillanos am Montag, 22. Juni 2020

El objetivo de esta huelga de hambre es hacer visible las problemáticas de la universidad pública en Villavicencio y dar a conocer sus exigencias, que son:

  1. Ampliar las fechas para el pago de matrícula, esto con el fin de revisar el presupuesto de la universidad y contemplar la propuesta que más beneficie a los estudiantes en este tiempo de crisis. Esta solicitud, afirmó Cerquera, ya se cumplió, por lo que el paso a seguir es el cumplimiento de la solicitud a continuación. 
  2. Finiquitar un subsidio del 100% al valor de la matrícula a las y los estudiantes. 
  3. Por último, las y los estudiantes solicitaron conformar una comisión que permita aumentar las garantías de conectividad y acceso a equipos tecnológicos para las y los universitarios que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad.

Para la concertación de estos puntos, será necesario establecer una mesa de negociación donde los estudiantes piden la presencia del presidente del Consejo Estudiantil Universitario, el rector de la universidad y los administrativos que consideren pertinentes.

Por otro lado, en la Universidad de Cundinamarca, ganó el Movimiento Estudiantil. De esta manera, la institución asumió la gratuidad académica. Los porcentajes para cubrir la exoneración del pago de la matrícula se distribuyeron así:

  • 54% Gobernación de Cundinamarca 
  • 35% ministerio de educación. 
  • 11%universidad de Cundinamarca. 

Asimismo,  el Consejo Superior de la Universidad del Valle aprobó este miércoles, 24 de junio, la matrícula cero para las y los estudiantes de estrato 1 y 2. Además, brindó un descuento del 40% para el estrato 3 y un 30% para el 4 en sus matrículas. Más de 14 mil universitarios se verán beneficiados.

Por lo tanto, para las y los manifestantes de la Unillanos, ha resultado indignante la posición de las directivas, teniendo en cuenta que, según afirmaron, a la universidad le ingresó por concepto de la Ley 1697 del 2013, un monto de  $544 240 564 millones, cantidad que, señala la resolución N°005072 del 3 de abril del 2020, emitida por el Ministerio de Educación, equivale a un aumento significativo de los recursos, más del 600% con respecto al año anterior.