Las personerías, esos organismos de control y vigilancia encargados de la defensa, protección y promoción de los Derechos Humanos se encuentran hoy en crisis, así lo denunció en El Cuarto Mosquetero, Joyfer Javier Barreto Ortiz,  personero de Puerto Rico y presidente de la Asociación de Personerías de la Media Colombia (Aspermecol). 

A raíz de la crisis generada por la pandemia del covid-19, la mayoría de organismos funcionales del Estado optaron por laborar de manera virtual, sin embargo, para las y los personeros en los territorios, esa modalidad de trabajo no es una opción. “Nosotros como representantes del Ministerio Público en los territorios, no podemos darnos ese lujo porque dentro de nuestras funciones está la defensa y promoción de derechos humanos, eso no se puede atender desde la casa, toca directamente en el territorio”, relató Barreto. 

El personero puso como ejemplo las denuncias que han presentado en el Guayabero, al sur del Meta, donde el Ejército Nacional viene reprimiendo al campesinado que se dedica al cultivo de hoja de coca debido al abandono estatal que sufre el territorio, sobre todo con el incumplimiento del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) plasmado en el Acuerdo de Paz. En este caso, la personería no puede ejercer desde la virtualidad, sino que debe desplazarse a la zona para hacer la respectiva verificación.

Aquí puede ver la denuncia a partir del minuto 41:00:

Pero, según el personero, desde que inició la pandemia, la Procuraduría y la Defensoría han descargado su trabajo en las personerías. “Aparte de que tenemos más de mil funciones constitucionales y legales, ahora nos están asignando el trabajo de ellos”, afirmó Barreto. Como si fuera poco, debido al bajo presupuesto, especialmente en las personerías de los municipios de cuarta y quinta categoría, los recursos son limitados, de hecho, estas entidades solo reciben cerca de 150 salarios mínimos al año para funcionamiento, y de ahí se deben pagar los salarios de las y los trabajadores. 

Dada la situación, la Federación Nacional de Personerías de Colombia (Fenalper), le solicitó al presidente, Iván Duque y a la procuradora general de la República, Margarita Cabello, que se le preste atención a la problemática. Sin embargo, dijo Barreto, ante la negativa de estos funcionarios, Fenalper decidió cancelar la atención presencial en las personerías y Aspermecol se acogió a esta decisión. “De ahora en adelante la atención va ser virtual, a través de llamadas, Whatsapp o redes sociales”, aseguró. En parte, la decisión también radica en el temor de posibles contagios por covid, pues aunque los territorios suelen estar en zonas recónditas, el riesgo sigue latente. De hecho, Joyfer recordó el caso del personero de Aguazul, Casanare, Henry Galvis, quien falleció la semana pasada a causa del virus en el Hospital Regional de la Orinoquia.

La falta de atención y protección a las y los personeros también se vio reflejada en la primera y segunda fase del plan de vacunación para prevenir el covid-19, pues estos funcionarios no figuraron en ninguna de las dos etapas. 

A pesar de todo, todos y todas las personeras esperan alguna solucion del Estado que permita fortalecer las personerías y volver a la atención presencial. También exigen que se reconsidere poner un techo máximo con respecto al monto que pueden recibir, pues aunque existen intenciones desde cooperación internacional para inyectar presupuesto, no ha sido posible debido a la citada restricción. Por el momento, la ciudadanía puede acceder a los canales de atención de manera virtual, pues aunque hoy enfrentan una crisis preocupante, estas entidades han asegurado que seguirán funcionando, pues las violaciones a los derechos humanos en los territorios no descansan ni siquiera en pandemia. 

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.