El Ministerio de Salud dio a conocer las medidas que el país ha tomado frente a la epidemia y las próximas decisiones según se presenten nuevos casos de contagio en el territorio nacional.

Las medidas fueron explicadas por el ministro de salud y protección social, Fernando Ruiz Gómez, señalando que “El disparo de los casos depende mucho de las medidas y su efectividad. Hasta ahora hemos ido en un paso adecuado, no es para cantar victoria, pero hemos logrado niveles de contención y lleva a que la curva se aplane y permita atender a las personas en mejores condiciones”.

Lo complejo es que si no se hiciera nada, explicó el funcionario, sería a mediados de mayo cuando los niveles podrían haberse disparado más. “Ya en este momento el índice de casos que tenemos sin nexo, frente a los registrados con nexo está en el 11%. Es decir, 11% de las personas con COVID-19 identificadas en Colombia no tienen un nexo epidemiológico, y como lo dijimos desde el principio por encima del 10% significaría que estamos en etapa de mitigación, lo cual ya es un hecho”, indicó el Ministro de Salud.

Ruiz Gómez aseguró que para las próximas medidas, se debe seguir el comportamiento de la epidemia en este momento y así poder analizar cuáles son las más adecuadas. Por ahora, los niños y niñas se tendrán que estar en casa por lo menos hasta el 20 de abril y a los mayores de 70 años hasta el 30 de mayo. No obstante, se irán tomando decisiones según presente variaciones la curva, afirmó.

Cada país se adapta a sus realidades, su capacidad económica y disciplina social para tomar decisiones. El Ministro señaló que la estrategia aplicada en el país ha sido la disciplina combinada con un seguimiento muy preciso de las personas que están contagiadas.

El departamento del Meta, ya está actuando de acuerdo a lo antes informado. Así lo dio a conocer recientemente el gobernador, Juan Guillermo Zuluaga, a través de sus redes sociales, indicando que se realizó un Consejo de Seguridad, el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, la Policía Departamental y Metropolitana, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, la Fuerza Aérea y el Ejército Nacional, entre otros, con el fin de evaluar las nuevas medidas de fase de mitigación en la que entró el país. 

Una de estas medidas fue renovar el toque de queda en todo el departamento, incluida la capital del Meta. La decisión habría sido tomada a raíz de la aparición de nuevos casos positivos de coronavirus, y especialmente por la desobediencia de varias personas con respecto a permanecer en confinamiento. La medida inicia a partir de las 8:00 p.m. e irá hasta las 5:00 a.m. 

La decisión fue dada a conocer por el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, a través de sus redes sociales junto al alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, quien indicó que se estarán anunciando otras medidas como el pico y cédula con el fin de minimizar al máximo la curva de crecimiento del coronavirus.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.