Con miedo, desazón e incertidumbre, más de 3000 venezolanos y venezolanas huyeron de sus hogares hacia Arauquita. Los albergues y el sistema de salud en el municipio han colapsado, piden ayudas humanitarias. 

El estallido de las balas y las bombas siendo detonadas por doquier, obligó a cerca de 3.500 venezolanos y venezolanas a huir para salvaguardar sus vidas. La necesidad de abandonar sus hogares se dio tras los enfrentamientos que se han venido presentando desde el pasado fin de semana en el poblado La Victoria, ubicado en el estado fronterizo de Apure, al suroeste de Venezuela, entre las Fuerza Armada Nacional del vecino país y un grupo armado ilegal, que al parecer, sería parte de las disidencias de la extinta guerrilla de las FARC-EP. 

El miedo e incertidumbre, ha obligado a las y los ciudadanos del vecino país, a atravesar en balsas el río Arauca hacia tierras colombianas con las pocas pertenencias que pudieron cargar en sus hombros para buscar refugio en el municipio de Arauquita, en el departamento de Arauca, localizado en la frontera con Venezuela. 

Cientos de familias provenientes de La Victoria en Venezuela, cruzaron en balsas el río Arauca para huir de los enfrentamientos armados que se han venido presentando en la zona. Foto: Vannessa Jiménez. #ElCuartoMosquetero

La situación es peor de lo que se ve. El Ministerio de Defensa venezolano, informó acerca de al menos dos muertos y varios heridos en medio del conflicto. La entidad afirmó además que hasta el momento, hay seis capturados, veintisiete sospechosos puestos a orden del Tribunal Militar 14 de Control, otros doce detenidos el día de ayer. Asimismo, reportó destrozos en las instalaciones del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), en el estado de Apure. 

Por otro lado, Ariel Ávila, politólogo e investigador de la Fundación Paz y Reconciliación, aseguró que en el vecino país, hay presencia de cerca de 17 grupos armados ilegales colombianos y que específicamente en Apure, operan el ELN y dos de los tres grandes grupos de las disidencias de las Farc. “Las dos primeras, las de Gentil Duarte e Iván Márquez están en Venezuela, y es la de Gentil Duarte la que tiene estos enfrentamientos con el Estado venezolano”, informó Ávila en entrevista con CNN. 

El investigador comentó acerca de dos hipótesis que explicarían el motivo de los enfrentamientos en territorio venezolano. La primera correspondería a un favorecimiento hacia Iván Márquez, militares venezolanos atacando las estructuras de Gentil Duarte, la otra es que el grupo armado ilegal habría estado extorsionando y operando a gran nivel en la zona. 

Mientras tanto, este conflicto ha dejado miles de víctimas ajenas a las motivaciones de cada una de las partes para ejercer violencia. El voluntario del Cuerpo de Bomberos de Arauquita, Edwin Castillo, le comentó a El Cuarto Mosquetero que muchas de quienes huyeron del poblado venezolano, no solo perdieron sus hogares y pertenencias sino también seres queridos en medio de una guerra que no les pertenece. “Algunos pudieron huir con nada más que una sola muda de ropa y con eso han estado todos estos días”, mencionó. 

Entre las víctimas de desplazamiento forzado, hay niños y niñas que junto a sus familias, se encuentran a la deriva. Foto: Vannessa Jiménez. #ElCuartoMosquetero

En medio del éxodo, el gobernador Facundo Castillo se pronunció pidiendo ayuda humanitaria para dar pronta solución a esta situación que tiene a miles de venezolanos en albergues temporales que poco a poco se están quedando sin lugares disponibles. El alcalde de Arauquita, Etelivar Torres, también expresó su preocupación señalando que, tanto las capacidades de atención de respuesta del municipio, como el sistema de salud han colapsado, por lo que hizo un llamado urgente a los entes nacionales e internacionales para que apoyen con donaciones de carpas, colchones, alimentos, medicamentos y kits de aseo.

Con ellos concuerda Castillo, quien ha estado pendiente de la comida en unos de los albergues, dice que los alimentos escasean y que a algunos/as les ha tocado dormir en el suelo a falta de colchonetas. Aunque ya han llegado ayudas humanitarias, afirma que no ha sido suficiente para suplir las necesidades básicas de miles de personas que hoy han quedado a la deriva. En estos momentos hay varios refugios en Arauquita, pero son dos los más grandes, uno está ubicado en Riveras del Arauca y el otro en el colegio Gabriel García Márquez. 

Por su parte, el Ministro de Defensa, Diego Molano, confirmó a la prensa local que ha dado instrucciones, especialmente a la Octava División del Ejército Nacional, para que se tenga presencia de tropas allí. “Había 700 hombres, hoy hay 1.200 adicionales con el fin de garantizar la seguridad y la protección a los araucanos y apoyar la operación humanitaria que se sigue presentando en Arauca”, mencionó. 

Organismos de socorro y otras organizaciones humanitarias han estado brindando apoyo para las y los afectados que siguen llegando a Colombia en busca de refugio.
Foto: Vannessa Jiménez. #ElCuartoMosquetero

Hasta el momento hay cerca de 3.500 migrantes censados/as, pero, de acuerdo con Castillo, podrían ser más, pues habitantes de la zona señalan que los enfrentamientos en territorio venezolano no cesan y por ende, el desplazamiento tampoco, situación que ha generado una emergencia humanitaria. Hoy, campesinos, campesinas, niños, niñas y jóvenes viven en incertidumbre constante ante un destino incierto y complejas condiciones de vida que se han agudizado con la pandemia del covid-19.

Actualmente, la Defensoría del Pueblo junto a otras entidades está gestionando el envío de ayudas humanitarias para los y las venezolanas víctimas de desplazamiento forzado. Si quieres brindar algún tipo de apoyo económico a estas familias, puedes consignar a la cuenta de ahorros de Bancolombia 00130195000200086285 de la Estación de Bomberos del municipio de Arauquita. 

Hasta el momento hay cerca de 3.500 venezolanos y venezolanas censadas, pero se estima que podrían ser más las víctimas de desplazamiento. Foto: Vannessa Jiménez. #ElCuartoMosquetero
Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.