El gabinete de Rafaela Cortés, ¿la continuidad de Juan Guillermo Zuluaga?

Rafaela Cortés Zambrano, actual gobernadora del Meta para el periodo 2024 2027, recientemente presentó su equipo de gobierno, anuncio muy esperado por la ciudadanía y la prensa, porque se vislumbra el alcance de los acuerdos políticos iniciando su mandato ya que, buena parte de los nombramientos, obedecen a los pactos que se hacen con las casas y partidos políticos. Uno de los aspectos que más ha repercutido entre la prensa y la sociedad, es la cantidad de funcionarios y funcionarias de la gestión de Juan Guillermo Zuluaga que se quedan en altos cargos en este gabinete. 

El nombramiento de Fabián Torres fue uno de los más sonados, ya que simplemente fue ratificado como director de Idermeta, cargo que ocupó por algunos años durante el pasado gobierno de Juan Guillermo Zuluaga. Este ingeniero químico fue ficha clave en la pasada gestión y quien, hasta hace cuatro años, fungió como candidato a la Alcaldía de Villavicencio que habría apoyado el entonces alcalde de la ciudad Wilmar Barbosa, hoy diputado departamental. Situación muy similar sucedió en el Instituto de Turismo del Meta con el administrador de empresas Luis Carlos Londoño, quien desde el 2021 ocupaba esa cartera bajo designación de Zuluaga Cardona.

Una de las que puede decirse que es repitente, pero pasando de la alcaldía a la gobernación es la abogada Andrea Lizcano como secretaria de Gobierno y Seguridad del departamento. Esta funcionaria fue una de las más cercanas al exalcalde Felipe Harman por varios años de su mandato, y ahora es la encargada de llevar a cabo una de las promesas de campaña de la actual gobernadora, la   “seguridad total” en el Meta.

Para la Agencia de Infraestructura del Meta fue nombrado un hombre que acompañó durante todo el gobierno al exgobernador Zuluaga. Se trata de Sergio Iván Muñoz Yáñez, quien desempeñó el cargo de secretario de ambiente desde donde pasó a ser el secretario privado del pasado gobernador. Ese último cargo es de vital importancia para cualquier mandatario/a, ya que debe ser una persona de entera confianza por su nivel de cercanía en el proceso de toma de decisiones.

A la Dirección de la Casa de la Cultura llega una economista relativamente conocida, o al menos en los últimos cuatro años en la gobernación, se trata de Camila Arismendy Méndez. Esta persona durante la gestión de Juan Guillermo Zuluaga desempeñó cargos como la Gerencia de la Lotería del Meta y directora del Instituto de Cultura. En el boletín de prensa que anuncia los nombramientos menciona que tiene más de 14 años de experiencia en el sector público.

Por su parte otra de las cercanas al exgobernador es la abogada Jenny Andrea Capote, quien estuvo en los pasados cuatro años acompañándolo en varios cargos, como también en la dirección de Corcumvi durante la gestión Juan Guillermo Zuluaga en la Alcaldía de Villavicencio. Leidy Sánchez Loaiza, comunicadora social muy cercana a Felipe Carreño, fue la persona encargada de gestionar sus comunicaciones en su campaña a la Alcaldía de Villavicencio, en donde perdió con Felipe Harman. Así mismo, estuvo con el fallecido Carreño al inicio de su campaña y asumió el liderazgo de las mismas tras su muerte en la campaña de Rafaela Cortés.

La familiar de la diputada Ximena Calderón, la abogada Gloria María Calderón León, es la nueva secretaria de la Mujer. Calderón tiene experiencia en entidades como la Contraloría, el Congreso de la República, la Registraduría y como asesora en la Secretaría Administrativa del Meta. No se ven experiencias destacables en un rol técnico asociado a trabajo en temas de género y esto, es importante porque manejará la agenda y marcará la política pública en un departamento en deuda con los temas de género.

La exalcaldesa de Cubarral para el periodo 2016 – 2019, Ingriht Xisley Acosta Carvajal, llega a ocupar la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos. Esta psicóloga con una experiencia en cargos públicos de menos de 10 años, cuenta con un paso por el Ministerio del Interior como enlace en el territorio. En la Secretaría de Salud un repitente de siempre, el médico Jorge Ovidio Cruz, quien ha sido alcalde de Fuentedeoro, funcionario de varios gobiernos departamentales, como de Marcela Amaya y Juan Guillermo Zuluaga, en donde curiosamente también fue secretario de Minas y ha ocupado por más de 3 años la gerencia del Hospital de Villavicencio.

 

Uno de los cargos más apetecidos en la repartición del “pastel” es la Secretaría Privada por su cercanía al círculo de toma de decisiones, este funcionario/a se convierte en oídos permanentes del mandatario/a de turno. Pues bien, se trata de la abogada María Constanza Barrios Hurtado, quien viene de ser contratista en la Gobernación de Arauca, oriunda de la ciudad capital de ese departamento y es una de las personas más desconocidas en este gabinete anunciado por Rafaela Cortés.

Personas menos visibles, que han estado con las gestiones de Zuluaga en la alcaldía y la gobernación son Eugenia Ramírez, actual secretaria de Agricultura y Desarrollo. Lyda Susana Gutiérrez, secretaría Jurídica ha estado vinculada con la ESE departamental, con la Oficina de Vivienda, la Oficina Jurídica del departamento y con la Alcaldía de Villavicencio.

De esta manera, Rafaela muestra con sus nombramientos la cantidad de acuerdos políticos que hizo con el pasado mandatario, es innegable la cercanía e incluso, una posible jefatura política que ejerce Zuluaga sobre el gobierno de Rafaela. Si estos nombramientos que son visibles a la ciudadanía generan esa sensación de fuertes pactos, es entendible que se hagan preguntas sobre lo que sucede debajo de la mesa. El gobierno de Juan Guillermo Zuluaga 2.0 apenas empieza.

Fotografía tomada del archivo de la Gobernación del Meta

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.

Deja una respuesta