Isabel Quintero, más conocida en la ciudad de Villavicencio como Cattleya. El 14 y 15 de agosto, celebró cuatro años de existencia trabajando desde el arte y específicamente la ilustración.

El espacio permitió la integración y visibilización a múltiples artistas locales, y tener un mercado que evidenció el talento que hay en la ciudad. “La idea de crear el mercadillo fue generar temas de ferias, encuentros y lugares para los dibujantes e ilustradores, para así crear comunidad entre todos” afirmó Cattleya.

Cattleya

El evento se adelantó en El Jardín de Rosita, ubicado dos cuadras abajo de Bomberos. Donde cada artista tuvo la oportunidad de exponer sus obras de manera directa al público para la exhibición y venta de sus artículos. “Fue un espacio muy importante, porque fue la primera vez que se hace algo organizado para ilustradores especialmente. Había artesanos y otras exploraciones artísticas, pero considero que fue el inicio de la organización de ilustradores en la ciudad”. Mencionó Danice Color, ilustradora de la ciudad y participante del evento.

Asimismo, Daniel Suancha, ilustrador e integrante del evento, manifestó “fue motivante generar estos espacios y es motivante para nosotros notar que no nos regatearon nuestros productos y así no sentirnos ensimismados en la sociedad por no tener un sitio de importancia para los ilustradores dentro de Villavicencio”

Por otro lado, el día 15 de agosto dictaron tallares artísticos basados en acuarelas, principios de ilustración botánica, concierto ilustrado, imagina, crea y el taller de pintura para niños que buscaba generar mayor integración de los artistas y las personas que deseaban aprender más. También, el evento contó con micrófono abierto para la participación de cantantes durante el encuentro.

Finalmente, las y los visitantes del acontecimiento de la celebración del aniversario, mencionaron la importancia y organización del espacio dado por Cattleya en el área artística de la ciudad durante la conmemoración. “Fue un espacio interesante e importante para los artistas y para nosotros como visitantes del lugar. Ellos exhiben sus productos y nosotros conocemos algo alternativo y diferente en un fin de semana, ambos nos enriquecemos”. Mencionó, Maiker Contreras, asistente al lugar.

Fotografía: Fredy Monroy