Desde la fundación Polari, se busca dar información confiable y herramientas para abordar temas en familia como identidad de género, salud sexual, derechos y protección de la diversidad, a través de una escuela de padres, para construir un mundo incluyente, donde todos y todas puedan crecer reconociendo y respetando la diversidad.

Alejandra Cárdenas Quintero, es abogada, estudiante de sociología, pansexual y activista desde hace cinco años. Su inclinación por las causas sociales la llevó a fundar junto a otras personas con las que comparte sus ideales, la fundación Polari, la cual nació en Manizales, Caldas, el 19 de enero del 2019 con el fin de promover, garantizar y proteger los derechos de la población LGBTI, las mujeres y de quienes viven con VIH. 

La iniciativa está conformada por 15 personas de diferentes profesiones como psicólogos/as, trabajadores/as sociales, comunicadores/as, diseñadores/as visuales, médicos/as, abogados/as, administradores financieros/as, entre otros, quienes buscan lograr espacios incluyentes en el Eje Cafetero por medio del apoyo psicojurídico, psicosocial, cultural y educacional. 

La organización le apuesta a fomentar la educación y la cultura como piezas claves para derrumbar los imaginarios de estigma y discriminación que segregan a las mujeres, las personas diversas por orientación e identidades de género y quienes viven con VIH. 

A futuro, la fundación Polarice se proyecta como una gran familia y un referente en la defensa y garantía de los derechos de dichas comunidades históricamente vulneradas en la zona del Eje Cafetero. Y de a poco está logrando sus méritos, pues a pesar de ser una iniciativa jóven, ya ha participado en diferentes espacios que tratan temas de orientación sexual e identidad de género como conversatorios, campañas de sensibilización, marchas y conferencias. Incluso, la organización hace parte de la Mesa Departamental LGBTI de Risaralda.

Su más reciente proyecto es la Escuela de Padres “A mis hijos los educo yo, pero en inclusión”, la cual está conformada por seis módulos en los que se debatirán los mitos que se han creado alrededor de la identidad de género, orientación sexual, estereotipos de género, feminismo, violencia, entre otros. Además, se brindarán rutas y consejos para enfrentar la discriminación y la exclusión que vive la población LGTBI en diferentes ámbitos de la esfera social debido a los discursos fundamentalistas y religiosos que se han promovido desde hace siglos. 

Los talleres están destinados a los padres de familia con el fin de que adquieran capacidades para ayudar a sus hijos/as, “porque la educación debe ir en los padres pero contando con una capacitación en la que se promuevan espacios más seguros e igualitarios para niños, niñas y adolescentes que hacen parte de esa comunidad, más ahora en cuarentena que han estado reunidos con sus familias y que muchas veces no son espacios seguros para ellos”, explicó Cárdenas. Las formaciones también están disponibles para la comunidad en general. 

Inicialmente, la escuela de padres se había pensado como un espacio presencial pero debido a la cuarentena derivada del covid-19, el proyecto pasó a convertirse en un espacio virtual y completamente gratuito que certificará a quienes participen. El proyecto ha sido posible gracias al apoyo de Fondo Lunaria, una fundación feminista que ayuda a mujeres jóvenes con iniciativas sociales en Colombia.

Si usted está interesado en hacer parte de esta iniciativa, puede inscribirse aquí. Las clases iniciarán el 01 de julio. 

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.