Aída Luz Pérez Velásquez, de 31 años, y su hija Verónica Pérez Velásquez, de 14 años, se suman a la desalentadora lista de víctimas de feminicidio en el Meta. El hecho ocurrió en el municipio de El Dorado y fue confirmado por la Gobernación Departamental. 

El 2020, fue un año que mantuvo en alerta e intranquilidad a las mujeres del Meta a causa de los feminicidios que se presentaron y pese a los esfuerzos del Movimiento de Mujeres en la región para disminuir las violencias basadas en género, el panorama sigue mostrándose agobiante. 

Este miércoles, 03 de febrero, la Gobernación del Meta confirmó lo que sería un doble feminicidio en el municipio de El Dorado. Se trata de Aída Luz Pérez Velásquez, de 31 años, y su hija Verónica Pérez Velásquez, de 14 años, quienes se suman a la desalentadora lista de víctimas de feminicidio en el departamento.

Las autoridades fueron alertadas del posible feminicidio el día de ayer y hoy la Fiscalía se encuentra realizando las investigaciones. El feminicida sería Jhon Faber Ladino, de 35 años, que las había reportado como desaparecidas hace cuatro días y que posteriormente se convirtió en el principal sospechoso, por lo que ya fue capturado y según el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, se espera que en el transcurso del día, sea legalizada la captura. 

El año pasado, el Movimiento de Mujeres declaró al Meta en estado de alerta roja ante las cifras de feminicidios que se venían presentado en el departamento. En este 2021, la situación no muestra mejoría, pues el de Aida y Verónica, es el segundo feminicidio de este año, después del de Angie Lorena Torres, quien fue asesinada por su pareja sentimental en el municipio de Lejanías, el pasado 23 de enero.

A raíz de este suceso, María José Zabala, abogada de la Veeduría Mujeres Libres de Violencia, reiteró que, las mujeres deben tener cero tolerancia y denunciar cualquier tipo de violencia, porque “no podemos seguir permitiendo, como hasta ahora, que los feminicidios se vuelvan el pan de cada día y se naturalice”. Así mismo, hizo un llamado a las autoridades pertinentes para que investiguen el feminicidio de estas dos mujeres y que de esta manera, no quede impune. Además, le exigió al gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, y los mandatarios locales, que hagan de la agenda de género, una prioridad dentro de sus planes de acción. 

Por su parte, Alejandra Mayorga de la Red Departamental de Veedurías de Mujeres del Meta, lamentó lo sucedido en El Dorado, y recalcó su preocupación por la situación de violencias basadas en género que se han venido presentado en el departamento. “Ya van tres feminicidios, los cuales nos pone en alerta roja a nivel nacional”, enfatizó.

Mayorga reiteró que los enlaces de género en los territorios, y sobre todo en los municipios más recónditos del Meta, son insuficientes dado que este tipo de violencias son naturalizadas en esas zonas, “a causa de las dinámicas machistas en el departamento del Meta, y estas acciones no contrarrestan las necesidades de las mujeres”. Por eso, insistió en la importancia del debido funcionamiento de las rutas de atención, pactas dentro de la Ley 1257 de 2008, la cual dicta normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres.

“Si las rutas de atención no funcionan aquí en la zona urbana, en las ruralidades y en los municipios son más ineficientes y nos preocupa porque se les está negando derechos vitales a las mujeres del acceso a la justicia”, advirtió Mayorga, señalando que debido a la desatención institucional a estos casos, es que se siguen presentando feminicidios.

Finalmente, Mayorga hizo un llamado a la Secretaría de la Mujer del Meta, a que implemente en su plan de acción la prevención como base fundamental para erradicar todo tipo de violencia en el departamento del Meta. Asimismo, invitó a la comunidad, a denunciar los casos de violencia, pues “toda la ciudadanía puede contribuir a acabar con este flagelo y garantizar una vida libre de violencia contra las mujeres”.

Recuerda que si estás sufriendo por violencia basada en género, puedes acudir a las líneas de atención 122 (Fiscalía), 123 (Policía Nacional), 141 (Bienestar Familiar) y 155 (Línea Púrpura Nacional). En caso de que estas entidades no te brinden la atención pertinente, puedes recurrir a la Veeduría Mujeres Libres de Violencia (322 3803522) o al Observatorio Popular de Género.

Comunicadora social y periodista, con experiencia en prensa escrita, comunicación institucional y trabajo con comunidades vulnerables desde el enfoque de la participación política, defensa del territorio y comunicación para el cambio social.