Red de veedurías rurales pondrán la lupa en los recursos para la paz en el Meta

El 17 de marzo se lanzó oficialmente la Red Somos Participación y Control Social para la Paz del Meta, un grupo que está fortalecido por cinco comités de veedurías que hacen control al Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial – PDET en los municipios de La Macarena, Mesetas, Puerto Rico, Uribe y Vistahermosa.

El PDET es un programa que tiene como objetivo estabilizar y transformar los 170 municipios de Colombia más afectados por la violencia, la pobreza, las economías ilícitas y la debilidad institucional y así lograr el desarrollo rural. En ese sentido las veedurías que lograron la concertación y que crearon la red con el propósito de vigilar las inversiones públicas se dieron en cinco municipios de los ocho priorizados en el departamento del Meta, ya que según explicó Javier Valencia, veedor ciudadano de La Macarena, en dichos territorios no había control social ni la presencia constante de alguna entidad que regulara de manera contundente y transparente todos los ejercicios y contrataciones de carácter público, por lo tanto, se decidió crear la red, la cual tuvo sus inicios en Vista Hermosa.

En el comunicado oficial del lanzamiento de la Red específica que, cuenta con el apoyo del Programa Gobernabilidad Responsable de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Cordepaz quienes lideran el proceso en el Meta. El trabajo de La Red Somos Paz también está articulado con municipalidades del Sur de Córdoba, Bajo Cauca Antioqueño, Catatumbo y Caquetá por medio de La red Participa Colombia.

El trabajo de vigilancia y control del manejo de los recursos lo realizarán bajo una metodología de trabajo organizada por coordinaciones, que se encargarán de las comunicaciones, sostenibilidad, fortalecimiento de capacidades y gestión, protección e impulso de participación de jóvenes; cada área tendrá su función para poder gestionar, visibilizar y continuar el proceso de veeduría, por medio del intercambio de saberes el cual consiste en compartir los hallazgos de control social y las recomendaciones para reiterar la pertinencia de la vigilancia ciudadana.

Es importante resaltar que, las veedurías conformadas en cada municipio están integradas por población campesina, víctima del conflicto, mujeres en su diversidad, población indígena y afrodescendiente, y en general están constituidas de manera integral e intergeneracional. Según lo relató Valencia, “fueron muchos los obstáculos que encontramos donde alcaldes se negaban, donde había servidores públicos que decían que no éramos los apropiados para hacer el proceso de veeduría, sin embargo, siempre se tuvo la tenacidad y la confianza y hoy en día los informes están hechos y fueron visibles”.

Los seguimientos que realizó la red de veedores y veedoras abordan temas relacionados con la precariedad en algunas instituciones de La Macarena; servicio salud, infraestructura, acceso a la ruta de atención de violencias basadas en género y avance en los casos de feminicidios, entre otros. Esta semana estuvieron reunidos durante tres días con diferentes instituciones del departamento par dar a conocer sus hallazgos, alertas tempranas, denuncias y/o recomendaciones.

Hallazgos en cuestión de violencia de género
Las denuncias se concentraron principalmente en Mesetas y Uribe.

  •   Las rutas de atención para las mujeres violentadas son desconocidas por los funcionarios públicos y las mismas mujeres.
  •  Las comisarias que atienden los casos de violencia de género no cuentan con el personal suficiente para la correcta atención.
  •  La atención que reciben las mujeres violentadas por parte del personal de la salud en las EPS y centros de asistenciales ubicados en el municipio es precaria.
  • Se dejó en libertad por vencimiento de términos un sindicado de feminicidio, razón por la cual encontraron debilidad en los procesos penales relacionados con violencias de género.
  •  Falta de capacitación al personal del CTI y Sijin con relación a la violencia de género, muestra de ello se vivió durante la pandemia.

Resultados de la veeduría en materia de Salud

En los municipios de Puerto Rico, Mesetas y Vistahermosa se encontraron las siguientes situaciones.

  •   Es necesario que haya personal de manera permanentes
  •  Mejorar el proceso de asignación de citas médicas.
  • Hay entrega a destiempo de los medicamentos requeridos por las y los pacientes.
  • Priorizar días específicos para la atención a la población rural.
  • Es necesario que la ciudadanía realice las quejas al sistema de salud de manera formal a la ESE y EPS.
  • Recomendaron a las administraciones municipales a trabajar de la mano con las entidades prestadoras de salud para mejorar los puntos anteriormente mencionados.

Priorización de la educación

En el proceso de veedurías al sector educación se concentró en las instituciones educativas Nuestra Señora y Santa Teresa del municipio de La Macarena, denunciando:

  •    Ineficiencia y falta de resultados en la implementación de la jornada única en el colegio Nuestra Señora.
  •  Déficit en la forma de transporte de los y las niñas al centro educativo Santa Teresa, así como falta de mantenimiento en la infraestructura.
  •  La necesidad de desarrollar programas que puedan garantizar la retención de estudiantes para que no abandonen su proceso formativo.

Las recomendaciones para afrontar estas y otras situaciones comprenden la necesidad de intervención en el mejoramiento estructural y curricular para que garanticen espacios pedagógicos con calidad a los y las menores que asisten a las instituciones.

Los 10 informes que recopilan de manera ampliada las problemáticas encontradas fueron el primer trabajo realizado por la red y el cual busca continuar realizando labores de control y vigilancia para garantizar que el gobierno conozca lo que sucede en los territorios y cumpla con las recomendaciones realizadas por los comités de veedores.

Escrito por: Jérrika Aguilar Velásquez

Más Populares

¡Conócenos!

Somos una Agencia, y el medio para impulsar la transformación a través de la comunicación.